Se derrumba bolsa argentina

La falta de apoyo político a las medidas de recorte del gasto público anunciadas anoche, ha generado gran incertidumbre entre los operadores del mercado. Indice del riesgo país se disparó a más de 1.400 puntos y la bolsa caía 5,46% esta mañana.

12 de Julio de 2001 | 10:24 | Agencias, emol.com
BUENOS AIRES.- Las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires caían este jueves en la apertura del mercado electrónico 5,46% y el índice de riesgo país se ubicaba en 1.422 puntos básicos (14,22%), frente a 1.288 ayer miércoles.

La falta de apoyo político a las medidas de recorte del gasto público anunciadas la noche pasada por el Gobierno genera incertidumbre entre los operadores del mercado, según comentaron ellos mismos a la prensa.

El riesgo país había abierto hoy a 1.411 puntos básicos, aunque media hora después estaba en 1.394 puntos.

Ayer, las acciones líderes de la Bolsa amortiguaron sobre el cierre de las operaciones un pronunciado derrumbe, y cayeron seis puntos (-2,23%), a un cierre de 339,36 unidades, tras haber registrado una pérdida de 7,70% a media rueda.

Falta de apoyo político

El durísimo ajuste económico anunciado ayer por el Presidente argentino Fernando De la Rúa estuvo a punto de generar una fractura en el gobierno y recogió severas críticas de sectores sindicales, informa hoy la prensa.

El Frepaso -que junto con la Unión Cívica Radical (UCR), de De la Rúa, conforma la Alianza gobernante- amenazó con retirarse de la administración porque el nuevo plan "sólo prevé un ajuste" y no contempla un incentivo a la reactivación, dijo una versión del diario Clarín.

"Con este paquete de medidas el Frepaso se retira del gobierno", le advirtió el jefe del bloque de diputados de la Alianza, el frepasista Darío Alessandro, al ministro jefe del gabinete Chrystian Colombo, durante una reunión que mantuvo ayer, ante de los anuncios económicos, según la versión periodística.

Otro diputado del Frepaso, Carlos Raimundi, confirmó hoy que existe un "nivel de disconformidad supremo" en su sector político.

El ex presidente Raúl Alfonsín, de la UCR, se sintió "defraudado" por los anuncios económicos, según informan hoy los diarios, y ayer había advertido públicamente que "cualquier medida no debe afectar a quienes menos ingresos tienen, sino a los de mayores ingresos".

El jefe de la peronista Confederación General del Trabajo(CGT), Rodolfo Daer, anunció hoy el "rechazo total" a las nuevas medidas económicas y aseguró que el gobierno "claudica frente a la usura".

Oposición de sindicatos

El titular de la independiente Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Víctor de Gennaro, también anunció hoy que su organización "continuará profundizando la resistencia" al actual modelo económico que "lo único que hace crecer es el autoritarismo".

Un gran operativo montado con 300 agentes policiales y de la Gendarmería, con carros hidrantes y camiones, permanece instalado desde ayer en las más importantes vías de comunicación y puentes que rodean a Buenos Aires, para evitar que grupos de desocupados corten el tránsito para llamar la atención sobre sus demandas.

Los desocupados, organizados en la CTA y otras organizaciones, querían reunirse ayer con el ministerio del Interior para analizar soluciones a la situación que están viviendo.

Anuncio de De la Rúa

El Presidente De la Rúa anunció el miércoles un nuevo plan de ajuste y recortes en el gasto público, que prevé bajas de salarios a la burocracia estatal y una bancarización obligatoria para combatir la evasión impositiva, para terminar con la recesión y la virtual cesación de pagos derivada del carísimo crédito externo.

Las medidas fueron un nuevo intento del ministro de Economía, Domingo Cavallo, para superar la grave recesión que soporta la Argentina desde hace tres años y recuperar "el crédito" que según el gobierno el país ya no tiene.

"Es hora de pasar a la acción y esto requiere un esfuerzo patriótico. Vamos a gastar sólo lo que tenemos, lo que recaudamos, ustedes tienen que ayudarme para recaudar más y tener más recursos", dijo De la Rúa, en un acto transmitido ayer por cadena nacional.

Sin embargo, el ministro Cavallo se apresuró a tranquilizar a los acreedores externos al garantizarles que el Estado argentino cumplirá puntillosamente con sus deudas.

Igualmente esta mañana el "índice del riesgo país" se disparó a más de 1.400 puntos. Este indicador de la banca J.P.Morgan sobre la falta de confiabilidad de un país para recibir inversiones y créditos subió hoy a un nivel nunca alcanzado después de cerrar ayer en 1.290 puntos.

Cavallo garantizó el miércoles que "la estabilidad de los depósitos y de la moneda no están puestas en duda. No habrá devaluaciones ni pérdidas de depósitos de los ahorristas".

"Se trata de eliminar el déficit y no depender del crédito caro. La situación actual es imposible de sostener y es la causa de nuestros males", avanzó, a su turno, De la Rúa.

El Presidente anunció que firmó una serie de decretos para producir ese ajuste, y adelantó que incluirán "un gran esfuerzo" en la burocracia pública, que verá afectados sus ingresos salariales.

El secretario de Hacienda, Jorge Baldrich, se mostró hoy confiado en que el Estado no deberá soportar ninguna causa judicial por el ajuste que afectará el pago a proveedores y los salarios de los empleados públicos y las jubilaciones.

"La gente reaccionará positivamente", dijo Baldrich.

De la Rúa lamentó ayer que Argentina "ya vendió todo lo que se podía", en alusión a las privatizaciones producidas desde 1989 en adelante, durante el gobierno peronista de Carlos Menem.

"Ahora nos toca afrontar la realidad... la deuda y las altísimas tasas nos condenan a la recesión", diagnosticó el jefe del Estado.

Al definir el marco teórico del séptimo ajuste económico desde que asumió la presidencia, hace 19 meses, De la Rúa precisó que "no hará despidos de personal" del sector público y que "la situación de los ciudadanos de los niveles más extremos de pobreza no será sometida a ninguna reducción del gasto".

Cavallo dijo hoy durante un encuentro con hoteleros que el fuerte ajuste anunciado era la única alternativa frente a la de "volver a una economía absolutamente desorganizada e injusta".

Sectores industriales y banqueros elogiaron anoche las nuevas medidas económicas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores