Ricardo Ariztía advirtió que Reformas Laborales podrían hacer bajar los sueldos

Según el presidente de la CPC, si se toman en cuenta los costos anexos involucrados en la vigencia de la norma, las remuneraciones de los trabajadores no necesariamente van a mejorar, sino que es muy posible que empeoren porque el costo de la mano de obra va a ser más caro.

05 de Septiembre de 2001 | 10:56 | ORBE
SANTIAGO.- El Presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Ricardo Ariztía, advirtió que el proyecto de ley sobre Reformas Laborales, que ayer fue aprobado por la Cámara de Diputados, podría influir negativamente en las remuneraciones de los trabajadores del país, producto del encarecimiento de la mano de obra.

En entrevista con Radio Agricultura, el empresario enfatizó que los sueldos de los empleados podrían sufrir algún tipo de disminución, tomando en cuenta los costos anexos involucrados en la vigencia de la norma, tales como la cantidad de asesores laborales, las precauciones que los empresarios deberán tomar y los contratos que podrían hacer que se pierda la competitividad de la empresa.

"Las remuneraciones de los trabajadores con este proyecto no necesariamente van a mejorar, es muy posible que empeoren porque el costo de la obra de mano va a ser más caro por los costos anexos involucrados", dijo Ariztía.

Asimismo, reiteró que con la aprobación en la Cámara del proyecto de ley se perjudica enormemente a los empleados del país, debido a que la iniciativa apunta a una rigidización del trabajo y a encarecer el despido laboral.

Además, dijo que esta nueva norma "perjudica gravemente la contratación de los trabajadores" y añadió que si bien con las modificaciones introducidas por el Gobierno al texto "se vuelve un poco a la sensatez", de un proyecto "francamente pésimo, pasamos a uno malo, pero de ninguna manera se mejora".

En ese sentido, puntualizó que al revisar los artículos de la iniciativa, resalta el recargo en el costo de las indemnizaciones sujetas a posibles prácticas antisindicales, las cuales no están establecidas en qué consisten, en porcentajes que aumentan a 30 y 100 por ciento.

Asimismo, la reforma contempla la posibilidad para el trabajador de impugnar judicialmente su despido bajo el concepto de "necesidades de la empresa", lo cual -a juicio de Ariztía- "es una facultad privativa del empresario en cuanto que si tiene que reducir o no su personal".

Ricardo Ariztía agregó que este tipo de decisiones o inseguridades a que estarán sujetos los empresarios llevarían a evitar la contratación de personal y buscar otras formas de producción, mejorando la tecnología y evitando la relación laboral "de tanta armonía que hemos construido hasta ahora".

Por ello, advirtió que la relación entre empleado y empresario se estará "judicializando".

Asimismo, acusó a los diputados de la Concertación de estar utilizando este proyecto con fines electorales, ya que recordó que esta iniciativa se lleva analizando en el Congreso seis años.

"Estos proyectos, lejos de promover el empleo y la contratación de personal, van provocando una reacción de precaución de parte de los empresarios ante los altos costos que va a significar el costo laboral", sostuvo.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas