Confirman a Cavallo al mando de economía argentina

El Presidente Fernando De la Rúa y su equipo de ministros ratificaron además la convertibilidad cambiaria que desde 1991 ata al peso con el dólar y dan los últimos toques a un paquete de medidas económicas que se daría a conocer mañana domingo.

27 de Octubre de 2001 | 18:11 | Reuters
BUENOS AIRES.- El gobierno argentino ratificó al ministro de Economía Domingo Cavallo, horas después que se enfrentó con los poderosos gobernadores que se negaron a firmar un acuerdo para modificar las asignaciones de recursos por parte del Estado, dijo un funcionario.

El Presidente Fernando De la Rúa y su equipo de ministros ratificaron además la convertibilidad cambiaria que desde 1991 ata al peso con el dólar y dan los últimos toques a un paquete de medidas económicas que se daría a conocer mañana domingo.

"Absoluta y totalmente", dijo a periodistas el secretario general de la presidencia, Nicolás Gallo al responder a la pregunta de si está garantizada la permanencia de Cavallo en el Palacio de Hacienda.

Los rumores de la renuncia de Cavallo se expandieron por los mercados, luego de un misterioso viaje que hizo el funcionario a Nueva York en días pasados, para reunirse con inversores.

Cavallo declaró el viernes la guerra a las provincias argentinas que se rebelaron contra un plan de austeridad que impulsa el Gobierno, mientras volvió a jurar a los desconfiados inversores de que el país cumplirá con el pago de sus deudas.

"El domingo va a hablar el Presidente al país, va a explicar las medidas que tienen aspectos sociales, económicos, financieros y de reforma política y democrática" dijo a Reuters Juan Pablo Baylac, portavoz gubernamental.

El funcionario no precisó la hora en que se hará el anuncio, pero reiteró que será el domingo.

Pugna con las provincias

Luego del portazo de los gobernadores, Domingo Cavallo, visiblemente ofuscado, dijo en conferencia de prensa que aconsejó a De la Rúa hacer una presentación ante la Corte Suprema de Justicia para forzar a los distritos a aceptar un recorte en los fondos que el Estado está obligado a girarles.

"El presidente todavía no la ha adoptado. Yo sólo se la he recomendado (por la presentación judicial)", explicó.

La decisión es una afrenta contra los poderosos gobernadores provinciales, la mayoría del opositor peronismo, que prácticamente controla el Congreso y se convirtió en el principal factor de poder en el país luego de que humillara al oficialismo en recientes comicios legislativos.

Cavallo habló un día después de que los mandatarios provinciales abandonaron una crucial negociación con el gobierno, que quiere que den su visto bueno para reducir los fondos que envía cada mes por la distribución de impuestos federales.

El gobernador de la provincia andina de San Luis, Adolfo Rodríguez Saa, dijo la decisión de Cavallo es "gravísima".

"Creo que es gravísimo. Más que la amenaza de demandarnos ante la justicia él ha dicho que no puede cumplir la garantía de coparticipación (transferencias de fondos federales...) Eso es declarar el default interno", dijo el gobernador a Reuters.

La administración de De la Rúa está urgida por conseguir toda clase de ahorros para hacer frente a los vencimientos de su abultada deuda de 132.100 millones de dólares.

Cavallo aseguró que "Argentina ha cumplido y va a cumplir con sus obligaciones (...) aún cuando ha perdido el crédito".

Pero, pese a que buscó tranquilizar al mercado, el referente de la deuda argentina -el bono Global 2008- continuaba con una caída iniciada a primeras horas de la mañana, al retroceder 0,875 por ciento.

El fracaso de las conversaciones con los gobernadores, que habían comenzado hace una semana y a las que Cavallo sumó en persona el jueves, marcó un revés para el ministro, que día a día pierde poder dentro de un gobierno que lo convocó en marzo como salvador de la economía.

Tras siete meses de gestión y de una batería de medidas, Cavallo no ha logrado recuperar la confianza de los inversores.

Una de las versiones que rodó por el mercado fue que el viaje a Nueva York sirvió para conversar con inversores sobre un plan para dolarizar la economía, eliminando el riesgo de devaluación. "Son absurdos planteos. Argentina tiene un régimen de convertibilidad (...) Ese régimen nadie lo va a modificar", explicó Cavallo.

Luego de una reunión de gabinete de más de cinco horas, Gallo negó que Argentina busque dolarizar su economía o cambiar el esquema monetario que desde 1991 ató al peso con el dólar estadounidense.

"No, en absoluto (la dolarización), para nada. Es todo lo contrario, la reafirmación del sistema de convertibilidad y del peso como moneda de uso corriente", añadió.
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas