OPEP confirmó que reducirá la producción de petróleo

Los ministros petroleros de la organización convinieron en una reunión de emergencia reducir su producción oficial en un 6 por ciento a partir del 1 de enero, reducción que debe regir durante por lo menos seis meses.

28 de Diciembre de 2001 | 14:45 | AP
EL CAIRO.- Después de un mes de incertidumbre, la OPEP confirmó el viernes que llevará a cabo su plan de reducir un millón y medio de barriles diarios de su producción petrolera. La medida se propone apuntalar los declinantes precios del producto y proteger la principal fuente de ingresos de sus miembros.

Los ministros petroleros de la OPEP convinieron en una reunión de emergencia reducir su producción oficial en un 6 por ciento a partir del 1 de enero. La reducción debe regir durante por lo menos seis meses, precisaron funcionarios del cartel petrolero en una conferencia de prensa.

No parece probable que la decisión tenga mayor impacto sobre los precios que los consumidores abonan por la gasolina o el petróleo de calefacción. La OPEP aprobó inicialmente la baja en noviembre, y los mercados de combustible ya habían anticipado sus consecuencias para fijar los precios del crudo y productos refinados.

La OPEP decidió llevar a cabo la planeada reducción sólo después de persuadir a sus rivales, los productores independientes como Rusia y Noruega, que redujeran también su propia producción.

Después de haber cortado la producción oficial de la OPEP en 3,5 millones de barriles diarios este año, las once naciones del cartel insistieron en que los productores independientes compartieran la carga de una nueva reducción en vez de incrementar sus ventas a expensas de la OPEP.

"La principal tarea que enfrentamos en este momento es la estabilización del mercado", dijo a los periodistas el secretario general del cartel, el venezolano Alí Rodríguez.

Los productores petroleros han padecido "una baja sostenida" en los precios del crudo durante el mes pasado, dijo. "Si persiste esta tendencia, podemos sufrir un colapso de los precios (...). Es un gran problema para productores y también para consumidores".

El precio de los contratos a término para febrero del crudo Brent subió 42 centavos a 20,76 dólares el barril, después de haber trepado 1 dólar el jueves en el Mercado Petrolero Internacional en Londres. Los contratos para febrero del crudo ligero de bajo contenido sulfuroso subieron 32 centavos a 21,22 dólares en Nueva York.

El precio de referencia del crudo de la OPEP promediaba 18,68 dólares el barril el jueves.

Rilwanu Lukman, asesor presidencial de Nigeria, dijo que la reducción de la OPEP será "más que suficiente" para elevar el precio de referencia a 22 dólares el barril, precio mínimo que se ha fijado el cartel.

Pero algunos países que integran el cartel se preguntaron si la reducción combinada de la OPEP y de los productores independientes será suficiente para volver a la deseada banda de oscilación de 22-28 dólares el barril.

Petroleras rusas acogen con satisfacción el recorte anunciado

Las compañías petroleras rusas recibieron con satisfacción el anuncio de la OPEP.

La decisión ayudará a estabilizar los mercados mundiales de crudo, según las primeras reacciones recogidas por agencias rusas.

"Todos esperan que las acciones consolidadas permitan estabilizar los precios a un nivel aceptable tanto para los países consumidores como para los productores de crudo", declaró un representante de la compañía petrolera Rosneft.

En términos similares se pronunciaron portavoces de la compañía Sibneft y de la filial rusa de British Petroleum, cuyo servicio de prensa dijo que "la iniciativa debe favorecer a todos, productores y consumidores, al disminuir la inestabilidad del mercado".

El diario digital Gazeta.Ru señaló que el resultado positivo de la jornada en la Bolsa de Londres "demuestra que OPEP y el mercado por fin coincidieron en sus criterios sobre el 'precio justo', lo que en vísperas de Año Nuevo parece un cuento de hadas navideño".

"Se trata de una decisión dolorosa, pero la caída de los precios no ha dejado otra opción", comentó la Televisión Pública rusa ORT, al recordar que el presupuesto federal del país se calcula en función del precio del crudo en los mercados internacionales.


Al millón y medio de barriles diarios (b/d) en que reducirá su oferta la OPEP, se añade el recorte de 462.500 b/d de los productores independientes, como Rusia, que es responsable de una tercera parte; México, Noruega, Omán y Angola.

Tras resistirse inicialmente a las exigencias de la OPEP, Moscú aceptó a principios de mes recortar su oferta de petróleo en 150.000 barriles diarios (un 5,2 por ciento), como medida extraordinaria para defender los precios del crudo en los mercados.

La decisión se adoptó en una reunión del Primer Ministro ruso, Mijaíl Kasiánov, con los presidentes de nueve compañías petroleras a las que corresponde el 95 por ciento del total de las extracciones y exportaciones del país.

Aquel anuncio supuso un gran paso de acercamiento a la OPEP, sobre todo después de que el pulso entre Moscú y el cartel hiciera temer una "guerra de precios", que en opinión de algunos economistas hubiese tenido consecuencias nefastas para Rusia.

Serguéi Alexáshenko, vicepresidente del grupo Interros, había advertido de que Rusia -segunda productora y exportadora mundial de crudo- no tenía la más mínima posibilidad de ganar una guerra de precios con la OPEP, pues los costes operativos de las petroleras rusas son cuatro veces más elevados que, por ejemplo, los del primer país productor-exportador del mundo, Arabia Saudita.

Rusia tiene en su territorio un 13 por ciento de las reservas mundiales de petróleo y el 45 de las de gas natural, y exporta más de la mitad de los recursos energéticos que extrae, lo que constituye el 40 por ciento de los ingresos del país.

El secretario general de la OPEP, Ali Rodríguez, situó la banda "justa" de precios en los 22-28 dólares por barril. Pero Gazeta.Ru destacó que algunos miembros del cartel admiten rebajarla hasta los 20-25 dólares.

También Kasiánov acotó la banda de precios entre los 20 y 25 dólares por barril, nivel que hoy el portavoz de Rosneft consideró "realista y aceptable".

El Gobierno ruso calculó el presupuesto del país para el 2002 entre un tope "optimista" de 19 dólares por barril y un margen "pesimista" de 14, nivel crítico por debajo del cual las consecuencias para la economía nacional serían extraordinariamente dolorosas.

La decisión de recortar la oferta rusa no fue nada fácil y, según la prensa, requirió presiones del Kremlin y el Gobierno, pues las mayores petroleras del país estaban divididas sobre la conveniencia de aceptar las condiciones de la OPEP.

El director de la petrolera YUKOS, Mijíil Jodorkovski, había declarado que la reducción de las exportaciones "se contradice con los intereses nacionales de Rusia" y advirtió que un recorte importante de los volúmenes de extracción y suministros de crudo obligará a las compañías a poner fin a sus programas de inversión.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores