Berlusconi promete rescatar a Parmalat

La promesa de Berlusconi tiene lugar un día después que Parmalat admitió tener un déficit de 3.950 millones de euros (4.910 millones de dólares) en sus libros.

20 de Diciembre de 2003 | 14:40 | AP
ROMA.- El primer ministro italiano Silvio Berlusconi dijo este sábado que el gobierno italiano intervendrá para rescatar a Parmalat Finanziaria SpA, la compañía láctea de su país que está al borde de incurrir en un cese de pagos.

La promesa de Berlusconi tiene lugar un día después que Parmalat admitió tener un déficit de 3.950 millones de euros (4.910 millones de dólares) en sus libros, e indicó que el Bank of America Corp. no tenía los fondos que Parmalat había reportado en septiembre.

Informes de la prensa italiana dijeron que los fiscales de Parma, la ciudad del norte del país donde la empresa tiene su sede, y Milán, estaban investigando si se cometió algún tipo de delito en el caso.

"La situación es muy seria", dijo Berlusconi en una rueda de prensa. "El gobierno intervendrá para rescatar a la empresa y salvar trabajos".

Berlusconi no especificó qué medidas podría adoptar el gobierno para evitar la quiebra de Parmalat.

El primer ministro expresó también que las autoridades reformarán el marco regulador nacional.

No aportó detalles, pero indicó que la reforma, que es delineada por el ministro de Economía Giulio Tremonti, será presentada en la reunión de gabinete del martes. "Aprobaremos medidas para evitar que estas cosas sucedan nuevamente. El sistema que hemos heredado no funciona", sostuvo Berlusconi.

Lamentó también que el caso de Parmalat haya dañado la credibilidad y reputación de Italia.

El sistema italiano fue golpeado por la cesación del pago de la deuda de Argentina, y recientemente, por la crisis de otra compañía alimenticia, Cirio Finanziaria, que dejó de pagar una deuda en bonos de 1.100 millones de euros (1.300 millones de dólares), y generó así cuestionamientos sobre la eficiencia de las autoridades reguladoras existentes. Unos 30.000 italianos poseían títulos de esa empresa.

Antes de la crisis de Parmalat, Tremonti había elaborado una propuesta para poner en funciones a un ente regulador más poderoso, que se haga cargo de las funciones que hasta ahora desarrollan numerosas agencias.

Parmalat dijo el viernes en una declaración que el Bank of America negó tener conocimiento de la autenticidad de un documento que señalaba que una filial del grupo lechero, Bonlat Financing Corp., tenía fondos por 3.950 millones de euros (4.910 millones de dólares) en efectivo y en bonos al portador en su cuenta hasta el 31 de diciembre del 2002.

No se ha llegado a establecer quién preparó el documento, supuestamente falso, ni dónde está el efectivo, si es que existe y que no está en el Bank of America.

El viernes, S&P bajó la categoría de Parmalat a D, su más bajo nivel, al considerar que la subsidiaria brasileña de la empresa no rescató bonos que vencían el miércoles, y por lo tanto incurrió en una cesación de pagos, de acuerdo con su criterio.

Parmalat, cuyas ventas anuales son de alrededor de 7.500 millones de euros (9.200 millones de dólares), produce y vende leche, yoghurt, jugos y otros productos alimenticios en Europa, Estados Unidos, América Latina y otras partes del mundo. Su deuda bruta asciende a 6.000 millones de euros (7.300 millones de dólares).
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores