Euro bate segundo récord histórico con 1,27 dólares

Algunos analistas creen que la moneda comunitaria puede llegar a subir esta semana hasta los 1,2825 dólares, lo que dependerá en parte de los datos sobre el empleo que divulgue EE.UU. el viernes.

06 de Enero de 2004 | 08:17 | EFE
FRANCFORT.- El euro batió hoy, martes, un segundo récord histórico al alza frente al dólar esta semana, al alcanzar por primera vez los 1,27 dólares en el mercado de divisas de Fráncfort.

La reciente escalada de la moneda única se producía después de que Jack Guynn, presidente de la Reserva Federal (FED) en Atlanta (EE.UU.), indicara que los tipos de interés en su país, que están en el 1,0 por ciento en los últimos 45 años, no subirán pronto, lo que resta atractivo al billete verde.

En la sesión de hoy, la divisa europea mantuvo la curva ascendente acostumbrada en los últimos meses, que tiene preocupado al sector exportador y a varios líderes europeos, que hasta ahora no se han molestado en subrayar el efecto benefactor de esta tendencia, puesto que, al mismo tiempo se abaratan las importaciones facturadas en dólares en la eurozona.

Hacia las 10:15 horas GMT, la divisa comunitaria se cambiaba a 1,2739 dólares, su mayor cotización frente al dólar desde su introducción como moneda de cálculo en enero de 1999. El Banco Central Europeo (BCE) fijó ayer su cambio oficial en los 1,2653 dólares.

En los mercados de divisas, los operadores comentaron que el impulso de la moneda europea era el resultado del muy abultado déficit por cuenta corriente en EE.UU. y de los bajos tipos de interés en ese país, que están a la mitad del 2,0 por ciento en Europa.

Jack Guynn dejó entrever ayer que este banco central no tocará las tasas pronto al no haberse acelerado la inflación.

El domingo, Ben Bernanke, uno de los gobernadores de la Reserva Federal, había comentado que consideraba bastante bajos los riesgos de que el dólar llegue a atravesar una crisis, tras opinar que es erróneo comparar el billete verde exclusivamente con el euro cuando se estudian los tipos de cambio de las divisas.

El nuevo avance del euro se producía sin que se publicaran nuevos datos de la economía estadounidense ni europea, salvo las previsiones para 2004 del Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW), que pronosticó para el área euro un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,7 por ciento y una inflación del 1,6 por ciento.

Algunos analistas creen que la moneda comunitaria puede llegar a subir esta semana hasta los 1,2825 dólares, lo que dependerá en parte de los datos sobre el empleo que divulgue EE.UU. el viernes.

El presidente de la Federación Alemana de Comercio Exterior, Anton Boerner, auguraba hoy un tipo cambio medio del euro para este año entre los 1,25 y 1,275 dólares, pero descartaba que llegue a los 1,40 dólares, que consideran posible otros expertos.

El desplome del dólar ha coincidido con la ganancia del oro, que con un precio de 420,60 dólares por onza ayer en el mercado de Londres, se aproximaba a los 425 dólares de diciembre de 1988.

Un punto de coincidencia entre los analistas es que Washington está interesado en un dólar débil, que facilite las exportaciones estadounidenses y redunde en la creación de empleo en un año de elecciones presidenciales.

Se da por seguro que el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, comentará el jueves, aunque sea sólo tangencialmente, la evolución del tipo de cambio del euro, que se ha apreciado más de un 17 por ciento frente al billete verde en un año.

Los observadores creen que esta entidad europea dejará inalterado, al menos por ahora, el precio del dinero en la reunión del consejo de gobierno, la primera de este año que aborda el jueves la política monetaria de la zona euro.

Otro foro que, con toda seguridad, tratará la debilidad del dólar, no sólo frente al euro, sino también frente al yen, es el encuentro de los ministros de Finanzas y banqueros centrales del grupo G7 los próximos días 6 y 7 de febrero en Boca Raton (Florida, EE.UU.).

El dólar se depreció ayer hasta los 106,7 yenes, el valor mínimo en los últimos tres años, pese a las intervenciones del Banco de Japón en los mercados de divisas para apoyar al billete verde y favorecer así las exportaciones niponas a EEUU y otros países con una economía dolarizada.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores