Imperio de casinos y hoteles de Donald Trump se declaró en bancarrota

Durante meses trató de negociar deuda de mil 800 millones de dólares.

22 de Noviembre de 2004 | 15:30 | AP
NEWARK.- El imperio de casinos y hoteles del multimillonario Donald Trump se declaró en bancarrota luego de meses de negociar con los accionistas para la reestructuración de una abrumadora deuda de 1.800 millones de dólares.

La compañía Trump Hotels & Casino Resorts, así como numerosas operaciones vinculadas, solicitaron el domingo protección de los acreedores bajo el llamado "Capítulo 11" de la ley de quiebras estadounidense en un tribunal de Camden, Nueva Jersey.

El sector hotelero de Trump enfrenta fuertes deudas que obstaculizaron sus esfuerzos por mantener y expandir los casinos Trump Marina, Trump Taj Mahal y Trump Plaza de Atlantic City. Esas propiedades han sido afectadas por la fuerte competencia de la cadena Borgata de hoteles, casinos y balnearios, así como de otros casinos.

Trump anunció el mes pasado un plan de reorganización para la empresa de casinos por el cual cedería a los accionistas una parte, pero continuaría como presidente del directorio.


En una entrevista telefónica el lunes, Trump negó que la bancarrota sea un contratiempo. El Capítulo 11 de la ley de quiebras protege a una empresa de la amenaza de demandas por parte de los acreedores mientras reorganiza sus finanzas.

"No creo que sea un fracaso, es un éxito", aseguró Trump. "En este caso es algo que funcionó mejor que otras alternativas. Es sólo un asunto técnico". Se negó a pronosticar cuánto tiempo demorará a su compañía emerger de la bancarrota.

Trump dijo que seguirá siendo director y presidente del directorio de Trump Hotels & Casino Resorts, pero que su participación en el paquete accionario se reducirá a un 27% tras poseer previamente un 47% del total. Pese a la merma en la participación, sigue siendo el principal accionista y podrá seguir administrando la compañía.

"El futuro luce muy bien. Tendremos una de las empresas más poderosas en el sector del juego una vez salgamos (de la quiebra). No había forma de haberlo hecho sin esa palabra (bancarrota)", dijo.

Es la segunda vez que los casinos de Trump se acogen a la ley de quiebras. En 1992, Trump Taj Mahal, Trump Castle y Trump Plaza se declararon en bancarrota, abrumados por más de 1.000 millones de dólares de deudas y afectados por la recesión de 1990-91.

Trump recuperó posteriormente el control de los casinos, pero su compañía fue afectada por altas tasas de interés.


Las acciones de Trump Hotels & Casino Resorts se cotizaron a alrededor de dos dólares en la bolsa de Nueva York previo al anuncio en agosto de que la compañía buscaría la protección de la ley de quiebras. El precio de las acciones cayó a unos 50 centavos de dólar en las últimas semanas.

Trump emergió en la década del ochenta como uno de los más importantes propietarios de bienes raíces de Nueva York. Varios edificios en Manhattan, así como casinos en Atlantic City llevan su nombre.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores