Cómo son los centros de innovación europeos donde KIA prepara los autos del futuro

La firma coreana trabaja aceleradamente en el desarrollo de tecnologías que reduzcan las emisiones de gases, mejoren la eficiencia y se amolden a las exigencias de los mercados.

23 de Abril de 2011 | 11:30 | Por Eric Ulloa M., enviado especial a Frankfurt

FRANKFURT.- Investigación y Desarrollo (I+D) como eje central de su estrategia a largo plazo. Esa ha sido la clave para que la automotriz coreana Kia Motors irrumpiera como una de las empresas del rubro de más rápido crecimiento en el mundo.

Desde 2003 a la fecha, y con el objeto de mantenerse en contacto con las nuevas exigencias medioambientales, técnicas y de consumo, la compañía ha focalizado sus inversiones en centros de innovación. Ejemplo de ello, es la sede de diseño avanzado en Frankfurt, Alemania.

Su construcción en 2007 marcó un cambio significativo en la firma al ser la primera en instalarse en forma separada de Hyundai -con la que comparte grupo automotor desde 1998-. Sus homólogas (Los Ángeles, Tokio y Nmayang) trabajan en conjunto.

Tal apuesta ha tenido un claro objetivo: entrar de lleno en el mercado del Viejo Continente con la creación de vehículos de carácter y que se amolden al floreciente nicho que significa Europa para la automotriz coreana. Y, asimismo, acomodarse a cada una de las exigencias que depara en los distintos segmentos del orbe.

Para el director general de operaciones de la firma, Paul Philpott, "el mercado europeo es el más competitivo del mundo, con 35 marcas", lo que representa un desafío para la automotriz, cuyas ventas en 2010 crecieron un 1,9% y que den 2013 se estima que avancen un 3%.

Dicha competencia, según el ejecutivo, proviene de "las diferentes lenguas, reglas y requisitos de los mercados". Es por eso que para acercarse a las sensibilidades regionales y culturales, la empresa decidió ubicarlo cerca de la sede de I+D en Rüsselsheim.

Esto, aseguran desde Kia, ha permitido reforzar la determinación por "crear vehículos no sólo distintos de nuestra compañía hermana (Hyundai), sino que distintos de toda nuestra historia". El encargado de llevarlo a cabo es Peter Schreyer, responsable del diseño y regeneración de la marca y sus automóviles.

En esa línea, los distintos centros de Investigación y Desarrollo de la firma se han abocado a desarrollar tecnologías que permitan reducir las emisiones de CO2 y mejorar la eficiencia de combustible. Clave en la consecución del objetivo es la inversión que está haciendo en la generación de vehículos ecológicos.

El año pasado, en el Salón del Automóvil de París presentó un prototipo de una nueva versión eléctrica del tradicional POP y este 2011 comenzará a producir en serie el modelo híbrido del Optima. Todos acercamientos hacia el futuro.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores