Berlusconi pide calma e insiste en la solidez política y económica de Italia

Frente a la inestabilidad de los mercados, el Primer Ministro italiano realizó un discurso ante el Parlamento de la nación.

03 de Agosto de 2011 | 14:17 | EFE
Reuters.

ROMA.- El Primer Ministro italiano, Silvio Berlusconi, compareció hoy ante el Parlamento para pedir calma al país e insistir en la solidez de la política y la economía de Italia, cuya deuda pública marcó este miércoles un nuevo récord en su prima de riesgo, hasta alcanzar los 390 puntos básicos.


"La situación a la que tenemos que hacer frente es la directa consecuencia de una crisis de confianza, que tiene que ser afrontada con coherencia y firmeza, sin dejarnos llevar por el nerviosismo de los mercados", indicó el jefe del Ejecutivo italiano, en un discurso retrasado unas dos horas para esperar al cierre de los mercados.


"Tenemos bases económicas sólidas. Nuestros bancos tienen liquidez, son sólidos y han superado las pruebas de solvencia europeas", agregó el mandatario, cuyas apariciones públicas se han reducido considerablemente en las últimas semanas.


Berlusconi se presentó ante el Parlamento, primero en la Cámara de los Diputados (Baja) y después en el Senado, no ya solo como jefe del Gobierno, sino además como un empresario que tiene empresas que cotizan en Bolsa y que está en la "trinchera financiera".


Esta acción la realizó para intentar lanzar un mensaje de tranquilidad, cuando Italia sigue acusando la inquietud de los mercados sobre su situación financiera, a pesar de aprobar el pasado 15 de julio un plan de ajuste de unos 79.000 millones de euros que pretende lograr el equilibrio de las cuentas públicas en 2014.


"Como sucede a menudo en las crisis de confianza, los mercados no han valorado nuestra solidez, no han considerado la solidez de nuestro sistema bancario, las condiciones patrimoniales de las familias", indicó el jefe del Gobierno de Italia.


"Los bancos italianos -agregó- están bien capitalizados, en disposición de satisfacer las exigencias financieras de las familias y de apoyar la recuperación, y el crecimiento del crédito al sector privado es superior al de otros países. Las caídas de las acciones de nuestros bancos son absolutamente excesivas".


Berlusconi cree que las turbulencias de los mercados son fruto de la inquietud que genera la incierta recuperación de la economía mundial, sobre todo en países como EE.UU. o Japón, y que su deber es agotar la legislatura en 2013.


"En los veinte meses que nos separan de la cita electoral, el Gobierno hará de Gobierno, propondrá una agenda de medidas para apoyar el crecimiento y el desarrollo (...) Tenemos el deseo sincero y concreto de entregar a los italianos un país más fuerte", comentó.


Según Berlusconi, entre esos planes de futuro inmediatos para Italia, país que cuenta con una deuda pública superior al 120 % de su PIB, debe estar la aprobación de la reforma fiscal y un pacto con la oposición por el crecimiento económico, que se estancó en el 0,1% en el último trimestre de 2010 y el primero de 2011.


Además, después de que el plan de ajuste aprobado en tiempo récord el pasado julio centrara su afán recaudatorio y de recortes en las economías familiares, el primer ministro expresó la necesidad de acometer una "fuerte reducción" del número de coches oficiales y la equiparación de los sueldos de los cargos públicos italianos a los de sus colegas europeos.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
FRASE DEL MOMENTO
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores