Crédito de consumo es la alternativa más barata a la hora de pedir un préstamo, según Sernac

En tanto, el avance en efectivo y las tarjetas de crédito son las opciones más caras. El estudio se realizó en base a un préstamo de $500 mil a 24 meses.

22 de Diciembre de 2011 | 11:50 | Emol
El Mercurio, archivo.

SANTIAGO.- El crédito de consumo es la alternativa más barata para endeudarse, según un estudio del Sernac, en donde este tipo de préstamo se comparó con los avances en efectivo y las tarjetas de crédito.


El estudio toma como ejemplo un préstamo por $500 mil a 24 meses plazo.


Aquellos clientes que opten por pedir $500.000 a través de un crédito de consumo, luego de 24 meses terminarán pagando un total de entre $558.168 (en el caso de la institución más barata) y $807.240 (la más cara). Es decir, entre el crédito más barato y el más caro, existe una diferencia de $249.072, lo que implica que se puede pagar hasta un 61% más caro que el monto inicial.


Sin embargo, si se considera el promedio de los pagos finales más altos y más baratos de entre todos los créditos de consumo, éstos alcanzan un mínimo final de $633.197 y un máximo final de $671.377, es decir, una diferencia de $38.180.


En el caso de aquellos que opten por pedir $500 mil a 24 meses a través de un avance en efectivo, se encontrarán con un valor final a pagar de entre $532.599 y $889.017, dependiendo de la institución que se escoja. Es decir, puede pagar hasta un 78% más de lo solicitado en forma inicial.


Al considerar todos los pagos finales que se realizan por avances en efectivo, el Sernac concluye que los más bajos marcan un promedio de $634.394, mientras que los más altos promedian los $769.368. La diferencia es de $134.974.


Para los que prefieren utilizar tarjetas de crédito, el  Sernac registró que el valor mínimo a pagar tras 24 meses por un crédito de 500 mil, es de tan solo $503 mil. En tanto, el total máximo final a pagar es de $892.594, lo que implica un 79% por sobre los $500 mil.


Considerando todas las tarjetas (bancarias y no bancarias), el promedio de los mínimos que terminan pagando los usuarios es de $637.020, mientras que los pagos finales más caros promedian $761.780. La diferencia entre los más altos y más bajos es de $124.760.


De esta manera, el Sernac concluye que la forma más barata de endeudarse es a través de un crédito de consumo, donde además la diferencia que se produce entre los créditos más caros y los más baratos, es de $38.180. En tanto, en las tarjetas de crédito y avances en efectivo, los pagos finales son bastante más altos (en promedio), al tiempo que las diferencias entre los más caros y más baratos es amplia.


Diferencias entre instituciones y también entre clientes


El Sernac llama a todos quienes pretendan endeudarse a cotizar muy bien antes de solicitar un préstamo. Y es que además de las diferencias de precios que se producen entre distintas instituciones financieras y tipos de préstamo, el Sernac también registró fuertes diferencias dentro de una misma institución, dependiendo del tipo de cliente.


Así por ejemplo, en Oriencoop por un préstamo de 500 mil a 24 meses, dos clientes distintos pueden pagar al final entre $619.464 y $746.496. Es decir, una diferencia de $127.032.


En el caso de los avances en efectivo, en el BBVA un cliente puede pagar al final $539.290, mientras que otro cliente del mismo banco paga $811.498, una diferencia de más de $272.000.


Para las tarjetas de crédito, la máxima diferencia entre clientes también se registra en el BBVA, en donde mientras un cliente paga $534.847 por su préstamo de 500 mil a 24 meses, otro pagaría $807.055. La diferencia es de $272.208.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores