Barrick niega denuncias de que su proyecto dañaría el caudal del río Huasco

Según la empresa minera, para el proyecto Pascua-Lama se han desarrollado diversas iniciativas e inversiones en el valle del Huasco destinadas a mantener el recurso hídrico.

27 de Enero de 2012 | 17:45 | Emol

Así lucía el proyecto Pascua-Lama de Barrick en marzo del año pasado.

El Mercurio, Archivo.

SANTIAGO.- La compañía minera Barrick, desarrolladora del proyecto PascuA-Lama (Región de Atacama), quiso responder a las denuncias que realizaron diversas comunidades del valle del Huasco ante la Comisión de Recursos Naturales, Bienes Nacionales y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, respecto de que la multinacional estaría mermando el caudal del río Huasco con la construcción del proyecto, lo que perjudicaría a agricultores de dicha zona.


El gerente de Comunicaciones y Relaciones Institucionales de la firma, Patricio Pinto, señaló que "Barrick se ha propuesto desde el comienzo que el proyecto Pascua-Lama no altere la cantidad ni la calidad de agua del río Huasco".


La compañía destacó que Pascua-Lama está autorizadA por la Resolución de Calificación Ambiental a utilizar "un máximo de 42 litros (de agua) por segundo".


Según dijo Barrick a través de un comunicado, el uso que se hizo de esa autorización fue "un consumo promedio de 4,1 litros de agua por segundo", durante 2011, mientras que la cuenca del río Huasco tendría "un caudal promedio de entre 3.800 a 4.000 litros por segundo".


Defensa ante denuncias


Respecto de las bajas en el caudal del río, Pinto asegura que dicha sequía no se puede atribuir a Pascua-Lama, sino que a varios factores, "entre los que se encuentra el comportamiento hidrológico y climático", opinión que compartiría la Junta de Vigilancia del Río Huasco, que representa a un importante grupo de agricultores de la zona.


El ejecutivo sostuvo que "Barrick ha impulsado maximizar el recurso hídrico en la cuenca en conjunto con la Junta de Vigilancia del río Huasco a través de un fondo de inversión, lo que ha permitido mejorar la infraestructura en la conducción de este elemento por los diferentes canales de la zona. Esto se traduce en una menor pérdida del recurso, haciendo que la cantidad de agua disponible sea mayor".


Barrick acotó que hoy trabajan en conjunto con el sector público —a través de la Comisión Nacional de Riego— y privado, que ha significado inversiones por más de $13.000 millones de pesos, "de los cuales casi el 50% ha sido financiado por este fondo gestionado entre Barrick y la Junta de Vigilancia".


Según Patricio Pinto, las obras han permitido cubrir cerca de 150 kilómetros de canales de regadío, con lo que se beneficiaría en forma directa "a los más de 2.000 agricultores de la zona". Además, se han realizado otras iniciativas, como el monitoreo de la calidad y cantidad de las aguas, concluyó la empresa.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores