BCE mantendría sin cambios sus tasas de interés en su primera reunión del año

En las últimas semanas, los miembros de su directorio se esforzaron en calmar las expectativas de una nueva rebaja, que algunos piden dada la difícil situación que atraviesa la zona euro.

10 de Enero de 2013 | 08:58 | AFP
EFE

FRANKFURT.- El Banco Central Europeo (BCE) se dispone este jueves a mantener sin cambios sus tasas de interés en su primera reunión del año, a pesar de la recesión y un nivel de desempleo récord en la zona euro.


"No esperamos ningún cambio de política, con una tasa directriz estable en 0,75%, y sin anuncios de nuevas medidas excepcionales", resume Annalisa Piazza, economista en jefe de la casa de corretaje Newedge.


"Para nosotros sería una sorpresa un recorte de las tasas de interés o cualquier otra acción del BCE este jueves", coincide Christian Schulz, del banco Berenberg.


La tasa principal de interés del BCE, determinante para el precio del crédito en la zona euro, fue rebajada el pasado julio a 0,75%, el nivel más bajo en la historia de la institución con sede en Fráncfort.


En las últimas semanas, los miembros de su directorio se esforzaron en calmar las expectativas de una nueva rebaja, que algunos piden dada la difícil situación que atraviesa la zona euro.


El club de los 17 países de la moneda única entró en recesión en el período julio-septiembre de 2012, al sumar dos trimestres consecutivos de contracción del PIB. El desempleo está en un nivel récord (11,8% en noviembre) y la incesante crisis de la deuda pública sigue lastrando la recuperación.


No obstante, los últimos indicadores apuntan a una "estabilización" económica, eso sí, muy incipiente, y la confianza de los inversores y los hogares está mejorando, subraya Carsten Brzeski, analista de ING.


Otra buena noticia es la caída de los intereses de la deuda de los países más acogotados en los últimos meses, España e Italia.


El movimiento a la baja comenzó cuando el presidente del BCE, Mario Draghi, anunció a fines de julio que haría "todo" para salvar el euro. El movimiento se acentuó cuando en septiembre presentó su programa de compra de obligaciones soberanas de los países en apuros, conocido como Outright Monetary Transactions (OMT).


La tendencia se confirmaba este jueves, cuando España e Italia emitieron deuda a corto y medio plazo ofreciendo tasas de interés en fuerte baja, prueba de una mayor confianza de los mercados.


La subasta exitosa del Tesoro español se dejaba sentir este jueves al mediodía en el mercado secundario, donde los intereses sobre el bono de España a diez años, de referencia, pasaba bajo el umbral del 5%. En julio había escalado a más del 7%, un nivel considerado insostenible.


En este contexto, se espera que el BCE mantenga su política monetaria sin cambios, que ya considera muy favorable para la actividad.


El instituto emisor hace valer que su última rebaja de tasas no ha tenido mucho efecto en el crédito y el crecimiento. Por el contrario, los préstamos de los bancos al sector privado retrocedieron en noviembre, por séptimo mes consecutivo.


El instituto quiere además reservarse un margen de maniobra en caso de que la coyuntura se degrade bruscamente, según Carsten Brzeski.


El pasado diciembre el BCE anunció unas previsiones pesimistas para la zona euro. En 2013 espera un retroceso del PIB de 0,3%.


Si la recuperación esperada a partir de mitad de año no se da, el BCE podría verse obligado a tomar nuevas medidas.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores