China confirma que construye su primer avión comercial para competir con Airbus y Boeing

El modelo C919 estaría disponible para su puesta en servicio por las aerolíneas a nivel mundial hacia el año 2016.

04 de Marzo de 2013 | 09:28 | EFE
AFP (Archivo)

SHANGHAI.- China está cumpliendo los plazos previstos en el desarrollo de su primer avión comercial de gran tamaño de fabricación propia, el futuro C919, que espera poner en servicio de las aerolíneas mundiales hacia 2016, aunque el proyecto estará listo para hacer un primer vuelo de prueba ya en 2014.


Según recoge hoy la agencia oficial Xinhua, así lo confirmó a la prensa Wu Guanghui, el diseñador jefe del aparato y subdirector general de la corporación de Aeronaves Comerciales de China (Comac, un consorcio comercial estatal creado para este proyecto, tras el éxito chino del primer avión comercial mediano chino, el ARJ-21).


El aparato será ensamblado en las instalaciones de la COMAC en Shanghái, con la participación de empresas extranjeras en parte del proceso, como es el caso de la española Aritex, que ensamblará la caja central del ala, es decir, la  parte del ala que sostiene las alas montadas con el cuerpo del aparato.


Wu, que confirmó la fecha de 2014 en los pasillos del pleno anual de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), el principal  organismo asesor del Gobierno asiático, que se celebra desde este fin de semana en Pekín, admitió, sin embargo, que cumplir el calendario del proyecto no ha sido fácil.


La COMAC ha tenido que superar numerosas dificultades, derivadas de su  inexperiencia en la fabricación de aparatos de ese tamaño y de su falta de  tecnología apropiada, de las débiles bases del sector aeronáutico nacional para acometer un proyecto de ese tamaño y de la fuerte competencia internacional, reconoció.


Aun así, la COMAC ha logrado hacer algunos avances durante 2012, y este año  llevará a cabo, ya con el prototipo casi listo, cerca de 40 pruebas en el túnel de viento, de cara a un primer vuelo de prueba en 2014, reveló Wu.


El C919 tendrá capacidad para 168 pasajeros y una autonomía de vuelo de 5.555 kilómetros, por lo que será un competidor natural de los modelos A320 de Airbus y B737 de Boeing, que actualmente acaparan cerca del 70% de los aparatos utilizados para los vuelos nacionales de las aerolíneas chinas.


Además de con Aritex, una filial del grupo catalán Comsa Emte, el primer avión comercial chino de gran tamaño contará también con la participación del fabricante aeronáutico canadiense Bombardier, que no fabrica aparatos de esa envergadura, pero que le aportará los sistemas eléctricos de cabina de su  familia de aviones CSeries.


Utilizar sistemas idénticos a los de Bombardier permitirá a la COMAC tanto  abaratar sus costes como ahorrar en gastos de entrenamiento de pilotos y  personal, mantenimiento y otros gastos de operación.


El conglomerado estatal, con sede en Shanghai, ha recibido ya al menos 235 encargos de aparatos C919 por parte de las cuatro mayores aerolíneas del país y de filiales de alquiler de aeronaves de distintas entidades chinas e  internacionales, y su plan es que hacia 2020 su ritmo de fabricación de este avión sea de unos 150 al año.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores