Bancos estatales de Brasil prestan dinero sin importar los antecedentes crediticios del cliente

Los préstamos de los bancos con respaldo estatal crecieron 27%, a 1,1 billones de reales (US$ 560.000 millones) en 2012, más del triple del aumento del 8%, a 1,2 billones de reales, de los bancos comerciales.

06 de Marzo de 2013 | 16:46 | Bloomberg
El Mercurio, archivo.

SAO PAULO/BRASILIA.- Los bancos estatales de Brasil van camino a prestar más que las entidades financieras privadas por primera vez en la historia, en momentos en que las instituciones no estatales desoyen los pedidos de la presidente Dilma Rousseff de que aumenten el crédito disponible.


Los préstamos de las entidades con respaldo estatal Banco do Brasil SA y Caixa Económica Federal y del banco de desarrollo de Brasil treparon 27%, a 1,1 billones de reales (US$ 560.000 millones) en 2012, más del triple del aumento del 8%, a 1,2 billones de reales, de los bancos comerciales como Itaú Unibanco Holding SA y Banco Bradesco SA, reduciendo la brecha más que nunca desde 2004. La tasa promedio de Banco do Brasil sobre préstamos personales era de 43% en la semana que terminó el 19 de febrero, mientras que la de Itaú era del 66%, según los últimos datos del banco central.


Los prestamistas privados afectados por tasas de morosidad que se acercan al nivel más alto en 30 meses no han escuchado los reclamos de Rousseff de bajar los costos de los créditos, cuando la presidenta busca dar impulso a la mayor economía de América Latina, que ha concluído los dos años con el crecimiento más bajo de la última década. Aun cuando el ritmo de los préstamos privados se duplicara y el aumento de los préstamos públicos se mantuviera constante cuando la economía se recupere este año, el porcentaje de préstamos de las instituciones estatales superaría el 50% del total por primera vez al menos desde 2001, después de caer a un mínimo de 35% en 2008.


Los bancos estatales "apuntan a los clientes que los bancos privados dejan afuera", dijo en entrevista en Río de Janeiro Gustavo Franco, fundador de la administradora de activos Rio Bravo Investimentos y presidente del banco central de 1997 a 1999. "Hay que preocuparse por la calidad del balance de los bancos públicos".


Reclamo de Rousseff


El gobierno de Rousseff fomenta el otorgamiento de préstamos desde que llegó al poder en enero de 2011 inyectando más de 120.000 millones de reales de capital a los bancos estatales, elevando los límites de deuda de los estados y reduciendo los requisitos de reservas a los préstamos para compra de automóviles, al tiempo que el banco central rebajó su tasa de interés de referencia a un mínimo récord.


El año pasado, Rousseff exhortó a los bancos a hacer su "parte para ayudar al país" cobrando tasas de interés más bajas.


El reclamo no bastó para salvar a Brasil de los dos años de menor crecimiento en más de una década, con expansiones de 2,7% en 2011 y 0,9% el año pasado.


El producto interno bruto aumentará 3,09% este año, según la mediana de estimaciones de unos cien economistas encuestados por el banco central y por debajo de un pronóstico del 4,5% emitido en junio.


"En una situación de crecimiento económico no tan vigoroso, podemos ver crecer los préstamos de los bancos públicos más que los de los bancos privados", señaló en entrevista desde Sao Paulo Karina Freitas, analista de Concordia SA Cvmcc, que administra 3.700 millones de reales en activos. "Los bancos privados suelen pisar el freno en una economía débil mientras que a los bancos estatales se les pide que liberen crédito".

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores