Recuperan tradicional edificio en Uruguay para transformarlo en lujoso hotel y casino

Hotel Casino-Spa Sofitel Carrasco será operado por un consorcio formado por la cadena hotelera francesa Sofitel y la empresa española Codere.

09 de Marzo de 2013 | 09:09 | EFE

Para recuperar el edificio, los accionistas invirtieron cerca de US$ 80 millones.

AFP

MONTEVIDEO.- Uruguay recuperó uno de sus mayores símbolos de la "Belle Epoque" con la reapertura del Hotel-Casino de Carrasco, un lujoso y multimillonario emprendimiento con el que el país pretende convertirse en destino para el turismo de lujo.


El nuevo hotel, que se conocerá como Hotel Casino-Spa Sofitel Carrasco, será operado por un consorcio formado por la cadena hotelera francesa Sofitel y la empresa española Codere, que será la encargada de gestionar las mesas de juego tras ganar el concurso público para hacerse cargo de la rehabilitación del edificio en el año 2009.


El vicepresidente de la nación, Danilo Astori señaló que con esta nueva apertura "Uruguay está de fiesta", fundamentalmente por haber "recuperado una joya del patrimonio histórico nacional", lo que constituye además "una demostración de la fortaleza cultural" del país.


Por su parte, la intendenta de Montevideo, Ana Olivera, llegó a la ceremonia en un coche de época destacó la importancia del nuevo hotel tanto desde "la razón" como desde "lo emotivo", al poner de nuevo en valor "una parte de la identidad" de los uruguayos.


El hotel original, cuya piedra fundacional se puso en 1913, fue con sus arañas de bronce y cristal, cortinas de seda, suelos de madera de roble, paredes chapadas en oro, grandes lienzos de mármol de Carrara y tapizados de cuero de búfalo, la referencia del lujo en el país hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial.


Allí se alojaron entre otras muchas personalidades Albert Einstein, quien visitó el país en 1925 y el poeta Federico García Lorca, quien escribió allí parte de su obra teatral "Yerma".


Tras años de decadencia a partir de los años 60, el hotel cerró sus puertas en el año 1997 y desde entonces languideció pese a haber sido declarado patrimonio nacional por su arquitectura francesa en 1975.


Para recuperar el edificio, los accionistas invirtieron cerca de US$ 80 millones con la intención de conjugar "el clasicismo y la modernidad" y mezclar el "lujo francés con las tradiciones uruguayas".


En su nueva versión, el hotel cuenta con 93 habitaciones y 23 suites, una de ellas de 400 metros cuadrados y con mayordomo incorporado en la que costará alojarse unos US$ 10.000 (alrededor de $4.720.000 por noche).


Además, el hotel tiene una piscina cerrada y otra al aire libre, un spa, salas de conferencias, restaurantes y bares, además del casino que tendrá 23 mesas de juego y una sala VIP para los clientes especiales.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores