Francia plantea reformar sistema de pensiones por tercera vez en los últimos 20 años

Los expertos recomiendan modificar los criterios de cálculo de las pensiones del sector público y cambiar sus privilegios frente a los trabajadores privados.

14 de Junio de 2013 | 10:20 | EFE

El Primer Ministro francés, Jean-Marc Ayrault.

Reuters

PARÍS.- El Gobierno francés recibió hoy un informe consultivo sobre la reforma de las pensiones, que preconiza un recorte de los derechos de los funcionarios y que servirá de documento de trabajo para la tercera reforma en los últimos 20 años.


El Primer Ministro, Jean-Marc Ayrault, que recibió el informe, lo consideró "lúcido" pero aseguró que será "la concertación con los agentes sociales" la que marque el sentido de la reforma.


"El informe deja al Gobierno toda la libertad de elección", afirmó el Primer Ministro, que consideró "imprescindible" reformar las pensiones para garantizar su supervivencia.


Ayrault indicó que Francia tiene "una ventaja con respecto a sus vecinos, la demografía dinámica que garantiza el sistema de pensiones".


Pero aseguró que hay "dificultades" derivadas de la alta natalidad que hubo tras la Segunda Guerra Mundial, una generación que llega a la jubilación y que provoca "desequilibrios de financiación" unidos al incremento de la esperanza de vida.


Eso obligará a los franceses a "afrontar esfuerzos que no serán aplastantes", dijo Ayrault y que se harán "con justicia", con especial atención a las pensiones más bajas, a los que más años han cotizado y a quienes han tenido oficios más duros.


El texto, encargado a un grupo de expertos, prevé elevar el periodo de cotización hasta los 44 años para cobrar la pensión completa, frente a los 41,5 años actuales.


El informe servirá de base a la negociación de la reforma de las pensiones que el Gobierno lanzará la semana próxima con los agentes sociales y que durará todo el verano, antes de presentar, en la segunda quincena de septiembre, un proyecto de ley que será debatido el mes siguiente en las cámaras parlamentarias.


El Ejecutivo tiene previsto presentar esta reforma al considerar que la última, llevada a cabo a finales de 2010 por el entonces presidente, Nicolas Sarkozy, que retrasó la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años, no logró detener el incremento del déficit del sistema, que se calcula que superará los 20.000 millones de euros en 2020.


Para recortarlo, los expertos recomiendan modificar los criterios de cálculo de las pensiones del sector público, actualmente más favorables a los funcionarios que al resto de los trabajadores.


Así, el texto prevé que la pensión de los funcionarios se calcule en función del salario de los últimos 10 mejores años, frente a los seis meses actuales.


Este es uno de los eventuales puntos de fricción con los sindicatos, que ya han anunciado que no aceptarán modificar el método de cálculo de la pensión. El Gobierno sabe que es un asunto delicado ya que una mayoría de los 5,2 millones de funcionarios que hay en el país son votantes de izquierdas.


Pero las encuestas muestran que una mayoría de los franceses considera que la reforma debe acabar con los privilegios de los trabajadores públicos frente a los del sector privado.


Algo que también preconiza la oposición conservadora, que pide que se igualen los derechos de los funcionarios con los del resto de los asalariados. 

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores