Acciones de petrolera OGX de Eike Batista se desploman tras suspensión de proyectos

OGX frenó el desarrollo de los yacimientos TubarIao Tigre, TubarIao Gato y TubarIao Areia frente a las costas de Río de Janeiro, dijo la empresa en un comunicado, al considerarlos "inviables".

01 de Julio de 2013 | 11:42 | Reuters

Eike Batista, en una imagen del 26 de abril de 2012, cuando celebraba el inicio de la producción petrolera del Superpuerto Industrial de Acu en Sao Joao da Barra, Rio de Janeiro.

Reuters

RÍO DE JANEIRO.- Las acciones de OGX Petroleo e Gas SA se desplomaban un 30% hoy, después de que la petrolera brasileña del millonario Eike Batista dijo que suspendería el desarrollo de tres yacimientos mar adentro y cortaría gastos de capital en un intento por evitar su colapso financiero.


OGX frenó el desarrollo de los yacimientos TubarIao Tigre, TubarIao Gato y TubarIao Areia frente a las costas de Río de Janeiro, dijo la empresa en un comunicado. Los tres pozos activos de TubarIao Azul, el único yacimiento activo de la compañía, podrían dejar de producir en el 2014, dijo OGX.


El derrumbe de OGX representa un duro golpe para Batista, que llegó a ser declarado el séptimo hombre más rico del planeta por la revista Forbes, pero ha visto como se esfumaba parte de su fortuna en el último año.


OGX ha sufrido problemas con equipos y yacimientos, produciendo mucho menos que lo esperado desde que TubarIao Azul empezó a operar a comienzos del 2012. La compañía con sede en Río de Janeiro, pidió además a los astilleros OSX Brasil SA, también controlada por Batista, que frene la construcción de algunas plataformas pues TubarIao Tigre, TubarIao Gato y TubarIao Areia fueron declarados económicamente inviables.


En compensación OGX pagará US$ 449 millones en efectivo a OSX, cuyas acciones caían un 10% el lunes.


Los bonos de OGX con vencimiento en el 2018 y en el 2022 han ido perdiendo valor sostenidamente desde marzo. A partir del 5 de junio se hundieron a menos de un tercio de su valor nominal, lo que señala un aumento de las posibilidades de una cesación de pagos.


Batista vendió en mayo 70,5 millones de acciones de OGX por US$ 57 millones, reduciendo su participación a un 59% desde un 61% previo. El precio de venta fue menos de la tercera parte de lo que había prometido pagar por nuevas acciones. La promesa de adquirir las nuevas acciones -conocida como opción de compra- exige que Batista compre hasta US$ 1.000 millones en títulos de OGX a 6,3 reales por papel antes del 30 de abril del 2014, si es que el directorio de OGX lo considera necesario.


Fitch Rating Service bajó la deuda de OGX a "CCC", lo que significa que ve un alto riesgo de moratoria. Al vender acciones a un precio inferior al de compra, Batista disparó temores de que no tiene suficiente dinero para cumplir su promesa.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores