Estalla guerra de precios en autos eléctricos para mejorar interés en compradores de EE.UU.

El descuento de US$ 5.000 que aplicó ayer General Motors al precio del Chevrolet Volt, comenzó cuando Nissan rebajó US$ 6.400 al Leaf, a lo que sigueron bajas de Ford y Honda en sus eléctricos.

07 de Agosto de 2013 | 15:29 | Bloomberg

El Chevrolet Volt en una línea de producción de una fábrica de GM en Detroit, Michigan.

AFP

DETROIT.- Cuando el sector automotor luchaba por recuperarse de la recesión, dejó de lado los fuertes descuentos que destruyeron las ganancias y condujeron al desastre. Ahora, la guerra de precios estalló en el segmento más pequeño de la industria: los autos eléctricos.


La rebaja de US$ 5.000 implementada ayer por General Motors Co. en el precio de su vehículo eléctrico recargable Chevrolet Volt surgió como una respuesta al trepidante descuento de este año sobre los modelos a batería. Comenzó cuando Nissan Motor Co. rebanó US$ 6.400 al precio recomendado de su auto eléctrico Leaf en enero, seguido por reducciones de precios de Ford Motor Co. y Honda Motor Co. en sus vehículos eléctricos.


Eso dejó solo al Volt de GM en lo alto de una escala de precios para los eléctricos recargables masivos. Las ventas de Volt se desplomaron 3,3% el mes pasado y su precio recomendado de casi US$ 40.000 salió perdiendo en las comparaciones en búsquedas de Internet frente a competidores como el Prius de Toyota en US$ 25.010. De modo que GM lo rebajó hasta US$ 34.995 en un modelo en el que ya pierde dinero.


"Es una pesadilla competitiva, de modo que se debe jugar dentro del ámbito de lo que hacen otros", dijo Jeff Schuster, analista de la firma investigadora LMC Automotive en Troy, Michigan. "La industria se libró de las guerras de precios en el uso masivo, pero en esta área, sigue vivita y coleando. No se puede salir del juego".


Amenaza de precios


Detroit teme que el juego de la guerra de precios adquiera una escala más amplia desde que el yen comenzó a desplomarse el año pasado. Esa caída de 18% desde octubre, alentada por el primer ministro Shinzo Abe, permite a los fabricantes de automóviles japoneses reducir los precios protegiendo a la vez las ganancias. Nissan ha rebajado los precios de siete modelos en los Estados Unidos, mientras Toyota Motor Corp. está ofreciendo préstamos para autos sin interés y obtuvo una ganancia trimestral récord de US$ 5.700 millones, el nivel más alto en la historia para una empresa japonesa no financiera.


Hasta el momento, la guerra de precios por los autos verdes equivale más a una escaramuza que a un ataque total ya que las ventas de los autos que funcionan con batería son muy pequeñas. Aun incluyendo todas las transacciones relativas a estas maravillas de la alta tecnología, los autos a batería continuarán siendo una porción magra del mercado automotor estadounidense, según LMC.


Los vehículos eléctricos puros, como el Leaf y el Model S de Tesla Motors Inc., seguirán constituyendo menos de 1% del mercado en 2020, en tanto los modelos recargables como el Volt y el Ford Fusion Energi dominarán para entonces apenas 2% del mercado, pronosticó ayer LMC. Los híbridos gasolina-eléctrico, como el Prius, crecerán hasta 5% en siete años desde un 3% en la actualidad, dijo Schuster.


Los fabricantes de automóviles están volcando miles de millones a desarrollar vehículos con propulsión alternativa en un afán por cumplir con el mandato federal de alcanzar una economía media de combustible de 88 kilómetros por galón (3,79 litros) para 2025. California, que establece sus propias normas para las emisiones de vehículos, tiene el objetivo de que los autos eléctricos recargables que funcionan con hidrógeno alcancen un 15% de las compras de autos nuevos en 2025. Nueve estados, incluido Nueva York, adoptaron su propia versión de las normas de California.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores