Economía japonesa crece menos de lo esperado entre abril y junio

La cifra es menor a la que esperaban los mercados y analistas que proyectaban un aumento por sobre el 3%.

12 de Agosto de 2013 | 08:02 | EFE
EFE

TOKIO.- La economía japonesa creció entre abril y junio a menor ritmo del esperado, lo que pone en la encrucijada al primer ministro, Shinzo Abe, que se debate entre subir el IVA para aliviar la enorme deuda pública o estimular con mayor ahínco la recuperación.


Aunque la tercera economía del mundo creció por tercer trimestre consecutivo, la expansión entre abril y junio de un 2,6% a ritmo anual (un 0,6% con respecto al periodo enero-marzo), es menos de lo que preveían mercados y analistas, que esperaban cifras por encima del 3%.


Los datos apuntan a que las agresivas medidas de estímulo activadas por Abe tras llegar al poder en diciembre no acaban de lograr que la economía nipona pise a fondo el acelerador, pese a que desde entonces la Bolsa de Tokio ha avanzado un 30% y el yen ha caído un 16 y un 28% con respecto a dólar y euro.


Gracias a este repunte bursátil y a la caída del yen, el consumo interno, que compone el 60% del PIB nipón, y las exportaciones, que suman casi el 40% restante, se han recuperado y entre abril y junio crecieron un 0,8 y un 3%, respectivamente, en relación al trimestre anterior.


La debilidad del yen, que beneficia a los grandes exportadores porque incrementa sus ingresos al repatriarlos desde el exterior, y y la fortalecida demanda interna han disparado además los beneficios de las grandes corporaciones niponas en el trimestre abril-junio.


Sin embargo, esto no se ha traducido en una mayor inversión de capital privado, ingrediente indispensable para impulsar el remonte económico, y éste se redujo entre abril y junio un 0,1%.


De este modo, Abe y su Partido Liberal Demócrata (PLD) se enfrentan a la disyuntiva de incrementar, tal y como acordó el Parlamento el año pasado, o no el impuesto sobre el consumo en 2014 del 5% actual al 8%.


La medida, recomendada insistentemente por organismos internacionales, se antoja necesaria para mejorar la salud fiscal nipona, cuya deuda es la mayor del mundo industrializado y se acerca ya peligrosamente al 250% de su PIB.


Sin embargo, el PLD es consciente de que un alza del IVA podría ahogar el consumo, frenar la recuperación y engordar aún más la deuda, tal como sucedió cuando esta misma formación que ahora gobierna aprobó el último gravamen en Japón en 1997.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores