EE.UU.: Influyente economista dice que inflación no es grave en época de reactivación económica

El profesor de la Universidad de Harvard, Kenneth Rogoff, adhiere a un estímulo monetario enérgico, aun a costa de aumentos moderados de precios.

12 de Agosto de 2013 | 13:48 | Bloomberg

El economista Kenneth Rogoff.

Bloomberg

WASHINGTON/SAN FRANCISCO.- El economista cuya investigación presagió el esfuerzo inusualmente prolongado que requeriría salir del crac financiero de 2008 está buscando el tipo de banquero central impensable para presidir la Reserva Federal: uno dispuesto a aceptar algo de inflación.


El profesor de la Universidad de Harvard Kenneth Rogoff, cuyo influyente informe de 1985 respaldó a los banqueros centrales más concentrados en garantizar una inflación baja que en promover el empleo, está destacando los beneficios de una Fed encabezada por Janet Yellen o Lawrence Summers precisamente porque fracasaron en su vieja prueba determinante. El presidente Barack Obama dijo el 9 de septiembre que son candidatos "destacados" y "altamente calificados" para reemplazar a Ben S. Bernanke, cuyo mandato como presidente termina en enero.


Lo que en opinión de Rogoff los hace aptos es su transigencia, una negativa a otorgar demasiado peso a la inflación estable en un momento en que la desocupación está muy por encima de su nivel a más largo plazo. Rogoff adhiere a un estímulo monetario enérgico, aun a costa de aumentos moderados de precios. En un tiempo de inflación global baja, los precios más altos podrían incluso ayudar a la economía estadounidense bajando las tasas de interés reales y reduciendo las cargas de deuda, dijo.


"En tiempos más normales, se busca que el banquero central actúe como un ancla contra las expectativas inflacionarias y que asegure a los inversores que la inflación será baja y estable para mantener las tasas de interés abajo", dijo en una entrevista Rogoff, coautor con Carmen Reinhart del libro publicado en 2009 "This Time Is Different: Eight Centuries of Financial Folly". Ahora "estamos en una situación donde muchos de los bancos centrales del mundo necesitan convencer a la opinión pública de su tolerancia a la inflación, no de su intolerancia".


Inflación del G-7


Los bancos centrales de todo el mundo desarrollado están batallando contra una inflación que es demasiado baja. Los aumentos de los precios al consumidor en todas salvo una de las economías del Grupo de los Siete se encuentran actualmente por debajo de 2%, que ha pasado a ser la meta estándar en los últimos años para las autoridades monetarias. Hace dos años, Japón, en deflación, era el único país que luchaba con una inflación por debajo de la meta.


"Si analizamos los retos más grandes que enfrentamos, el problema no es la inflación", dijo Obama en una conferencia de prensa la semana pasada. "El desafío es que todavía tenemos a demasiada gente sin trabajo, hay demasiados desocupados a largo plazo, la economía está demasiado floja".


En los Estados Unidos, la inflación ha estado por debajo de la meta de 2% de la Fed durante 14 meses consecutivos, pese a que el banco central amplió su balance general hasta un récord de US$ 3,59 billones en un esfuerzo por apoyar la recuperación económica.


Los diseñadores de la política estarán "ocupados en el problema de reactivar la economía" los próximos tres o cuatro años, dijo Joseph Stiglitz, premio Nobel y profesor en la Universidad Columbia de Nueva York. "La probabilidad de que la inflación sea un problema es muy, muy pequeña. Creo que todos coinciden cada vez más en que el uso de esa política para seguir estimulando la economía y evitar las expectativas deflacionistas será uno de los temas clave".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores