Una obra de US$ 218 podría valer US$ 16 millones si resulta ser de Caravaggio original

Las obras auténticas de Michelangelo Merisi da Caravaggio, quien murió a los 38 años en 1610, rara vez aparecen en el mercado de arte. Ningún cuadro del artista fue a subasta este siglo.

30 de Agosto de 2013 | 13:57 | Bloomberg

La incredulidad de Santo Tomás (en la foto) es una de las obras más famosas de Caravaggio.

LONDRES.- La pintura que en 1962 compró un médico inglés de la Armada por 140 libras esterlinas (US$ 218) hoy podría valer unos 10 millones de libras (unos US$ 15,5 millones) si sus sucesores pueden demostrar que se trata de un Caravaggio.


La autenticidad de "The Cardsharps", es el nudo de la demanda instaurada en contra de Sotheby's, que entiende que la obra de arte es una copia del siglo XVII. Con la descripción "Caravaggio (After)" en la subasta donde el cirujano de la Armada Real del Reino Unido, Capitán William Glossop Thwaytes, la compró hace cinco decenios, los rematadores vendieron nuevamente la pintura en 2006 aunque entonces fue por 42.000 libras.


El comprador, un coleccionista inglés llamado Denis Mahon, declaró entonces que la obra era original y la valuó en 10 millones de libras, según los documentos judiciales que están en Londres. El sucesor del cirujano, Lancelot Thwaytes, demandó a Sotheby's por la valuación realizada, y le dieron fecha de juicio para el año próximo.


"Caravaggio es un artista que, en particular, es muy difícil", dijo Charles Beddington, intermediario londinense de arte quien supo ser titular del departamento de antiguos Maestros de Christie's International Plc, durante una entrevista. "La calidad de su ejecución es variable y, por lo tanto, es fácil copiarlo".


Los tribunales ingleses ven cómo aumentan la cantidad de procesos vinculados al arte, ya que los coleccionistas que compran piezas con fines de inversión están cada vez más dispuestos a demandar para recuperar pérdidas y porque la autenticidad de las obras ahora es más fácil de demostrar gracias a que se emplean más tests científicos, dijo Samson Spanier, abogado londinense entrevistado en la calle y sin interés ni parte alguna en el proceso.


"Los tribunales ingleses vienen entendiendo en pleitos vinculados al arte desde el siglo XVIII, pero los varios casos con alto perfil que se ven desde hace poco indican que hay una subida en los litigios artísticos", dijo Spanier.


Oscuro, dramático


Las obras auténticas de Michelangelo Merisi da Caravaggio, quien murió a los 38 años en 1610, rara vez aparecen en el mercado de arte. Ningún cuadro del artista fue a subasta este siglo. Sus pinturas, oscuras y dramáticas, son objeto de la codicia de muchos coleccionistas adinerados de arte, precisamente por su singularidad.


El precio al que se vendió en 2006 refleja que el mercado de arte creía que se trataba de una copia, dijo Sotheby's en una declaración que formuló por correo electrónico. El hecho de haberla clasificado de réplica tiene el respaldo de un estudioso de Caravaggio y de "varios otros expertos en la materia".


"El catálogo en el cual se incluyó la pintura se distribuyó entre los curadores, historiadores de arte, coleccionistas e intermediarios, líderes todos ellos a nivel mundial", dijo la casa de subastas. "Si hubieran entendido que era distinto de lo que se puso en el catálogo, el precio sin duda lo habría reflejado".


Barroco


Si se juzga que "The Cardsharps" es auténtica, también sería una copia inusitada para el pintor italiano, que muchos historiadores consideran el artista más innovador del Barroco. La obra en litigio, que en la actualidad se puede ver en el Museo de la Orden de St. John, en Londres, es casi idéntica a la que también se le atribuye a Caravaggio y que está en exhibición en el Museo de Arte Kimbell de Fort Worth, Texas.


Los óleos representan a dos jóvenes jugando a las cartas y uno de ellos tiene naipes extra escondidos en el cinturón, justo en la parte que ciñe la espalda.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores