Jurado delibera sobre caso de millonaria falsificación de vinos de grandes cosechas

La defensa afirmó que Rudy Kurniawan, quien es sometido a juicio en EE.UU., buscaba "formar parte de un club" exclusivo de coleccionistas cuando cometió los fraudes.

18 de Diciembre de 2013 | 03:12 | AFP

Rudy Kurniawan.

Agencias (archivo)

NUEVA YORK.-  Rudy Kurniawan, un coleccionista de vinos acusado de cometer una de las mayores falsificaciones de vinos de grandes cosechas en Estados Unidos, espera la decisión de un jurado que delibera este miércoles sobre el caso, que involucra fraudes por millones de dólares.

La defensa del acusado argumentó en el último día del proceso que el hombre jamás quiso engañar a nadie al emprender la fabricación de mostos falsos.

Kurniawan, de 43 años de edad y procedente de Indonesia, fue considerado en un tiempo como uno de los más grandes especialistas en vinos del mundo bajo el mote de "Dr. Conti", por su afición a los productos de la famosa denominación borgoñona Romanée-Conti.

Según su abogado Jerome Mooney, la inspiración que tuvo para cometer las falsificaciones fue su deseo de "formar parte de un club" de coleccionistas y expertos en vinos raros.

En su casa construida en Arcadia, situada en las afueras de Los Angeles, en California, la policía encontró un "laboratorio de falsificación", con botellas antiguas, corchos, cápsulas y pegamento.

Según los investigadores, el hombre realizaba mezclas de distintos vinos para que imitaran el sabor, olor y color de cosechas más antiguas. Luego llenaba con ellas botellas vacías de grandes cosechas que adquiría en restaurantes.

Ascenso y caída

Kurniawan había desarrollado un meteórico ascenso en el mundo del vino a partir de 2002 a partir de sus supuestos "hallazgos", que le trajeron reconocimiento, contactos, fama y dinero.

Con el tiempo, expertos del sector comenzaron a plantear dudas sobre su trabajo, las que se incrementaron cuando intentó vender un lote de 97 botellas, avaluadas entonces en hasta 602.000 dólares, que supuestamente procedían de la bodega francesa Domaine Ponsot, una centenaria empresa familiar de Borgoña.

Sin embargo, los fechó en 1929, pese a que dicha firma había comenzado a embotellar recién en 1934.

También fue responsabilizado de vender vinos falsificados en dos subastas en Nueva York en 2006, que habían obtenido precios récord de 10,6 y 24,7 millones de dólares.

Un coleccionista llegó a comprar una sola pretendida botella de Romanée-Conti de 1934 por 12.925 dólares.

Mientras duró su fama, Kurniawan se dedicó a coleccionar obras de arte, autos de lujo y relojes y llegó a gastar más de 16 millones de dólares en una sola tarjeta de crédito.

Tras su detención en 2012, el proceso judicial en su contra contó con el testimonio de representantes de prestigiosas bodegas francesas, como Laurent Ponsot, Laurent Roumier y Aubert de Villaine. Ahora, una vez que el jurado entregue su veredicto, el una vez reconocido "experto" en vinos indonesio podría enfrentar condenas de entre 20 y 40 años tras las rejas.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores