Cinco consejos para desconectarse del trabajo durante las vacaciones

Más de la mitad de los chilenos sigue conectado a su vida laboral en los días de descanso, por lo que elaboramos una lista con algunas claves para relajarse y aprovechar los días de descanso.

04 de Enero de 2014 | 08:12 | Por Marisel Muñoz Brand, Emol
Tomás Fernández, El Mercurio

SANTIAGO.- La semana pasada salió un estudio que reveló que más de la mitad de los chilenos no se desconecta del trabajo en vacaciones  y que esto se debe principalmente al uso de los smartphones, ya que éstos cumplen múltiples funciones, como revisar el correo electrónico, ver números de teléfono y llamadas perdidas, presentaciones, chats de trabajo, entre otros.


Andrea Elías, jefa de selección de Kibernum, cree que son pocas las personas que logran distanciarse efectivamente, principalmente por dos factores.


"El primero es que la mayoría de las personas no toman sus vacaciones completas, lo que es muy poco tiempo para desconectarse de verdad. Por otro lado, la tecnología que utilizamos hoy nos mantiene constantemente conectados (correo, linkedin, facebook, etc), entonces inevitablemente sabemos de nuestros trabajos".


Por su parte, el gerente desarrollo de carrera de Mandomedio, Augusto Ovalle, señala que trabajó en una empresa con negocios en Japón y Corea y que "la cultura japonesa es distinta a la chilena,  porque la persona rinde al 100% y en vacaciones se desconecta totalmente, nadie se llama por trabajo en periodo de vacaciones. Al contrario, en Chile siempre se está pendiente de lo que está pasando en el trabajo y los empleados se estresan".


Así, entendiendo la importancia que tiene el hecho de descansar en vacaciones y "olvidarse" de la vida laboral por un tiempo, elaboramos una lista – junto a expertos de Mandomedio, Kibernum y Randstad – con algunos tips para volver en óptimas condiciones o, al menos, con más energías, al trabajo:


Definir claramente las responsabilidades, los plazos y trabajar por objetivos durante el periodo laboral, para no dejar nada pendiente y poder salir con tranquilidad.


Desconectarse de la tecnología, como el correo, computador y whatsapp de trabajo.


Realizar actividades al aire libre, como hacer deporte o ir al campo, pues permite alejarse de la ciudad y de los lugares más concurridos. El silencio ayuda a la desconexión.


Tomar 12 días libres, como mínimo. "Cuando la gente se toma, por ejemplo, una semana, vuelven con el mismo nivel de cansancio, ya que sólo después de cinco días una persona está recién ‘dándose permiso’ para soltar las preocupaciones del trabajo", precisa Andrea Elías.


Reforzar mentalmente que se está de vacaciones.  "Hay que internalizar que las empresas siguen funcionando igual y que nadie es imprescindible en una organización. Además, son días en los que la persona puede hacer todo lo que comúnmente no puede por el escaso tiempo disponible, como ir al cine, cenar con amigos, visitar familiares, dormir y tener espacio para reordenarse mentalmente a nivel personal y familiar", sostiene Rodrigo Cortez, gerente de administración y finanzas de Randstad.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores