China mejorará normas para salida de empresas con malas prácticas desde mercados bursátiles

Desde el año pasado, la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CRMV) está introduciendo progresivas normas para combatir las conductas ilícitas y fortalecer el mercado.

06 de Enero de 2014 | 07:51 | EFE

SHANGHAI.- La Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CRMV) estudiará cómo mejorar las actuales normas de retirada de sus mercados de valores para adaptarse a los casos de firmas involucradas en malas prácticas bursátiles, reveló hoy el diario oficial "Shanghai Securities News".


Para ello deberá precisarse una definición clara de lo que supone una "violación importante" de las normas del mercado, así como la manera en que las retiradas se podrán o no llevar a cabo según las condiciones de cada caso, comentó el presidente de la CRMV, Xiao Gang.


"Hablando en términos generales, la retirada del mercado se convertirá en un mecanismo habitual y basado en el mercado", explicó Xiao, que recordó que en la mitad de los casos, las retiradas de bolsa en China en los últimos años fueron voluntarias, por el propio deseo
de las entidades de reestructurarse o salir de los parqués.


De esta manera, indicó, se pretende que la retirada del mercado, tras la violación de normas bursátiles o de la propia ley china no sea posible en las bolsas del país, Shanghái (este) y Shenzhen (sureste).


Por ahora las expulsiones de ambos mercados se dan a partir de los informes financieros de las propias empresas, de manera que las que acumulen pérdidas durante más de tres años consecutivos pueden verse obligadas a salir del mercado por la CRMV.


Desde el año pasado también es posible que esto ocurra si el comercio de acciones de una compañía es demasiado lento o si el precio de sus títulos es inferior a un yuan por papeleta.


Desde el año pasado la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CRMV) está introduciendo progresivas normas para combatir las conductas ilícitas y fortalecer el mercado.


En 2012, la CRMV ya publicó normas para que las ofertas públicas de valores (OPV) se hagan con precios "razonables", y no hinchados artificialmente como solía ocurrir en China hasta entonces, lo que ya puede ser sancionado como prácticas ilegales.


Este problema provocó en gran parte que, en años anteriores, las OPVs chinas absorbiesen la liquidez en el mercado y que los índices bursátiles acabaran con un largo desplome en 2011 y 2012.


Tras 14 meses de suspensión en espera de una estabilización de los volátiles parqués chinos, el mercado de OPVs se reabrió en el país el pasado día 31, y la consultora PriceWaterhouseCoopers prevé ya que se den este año unas 300 nuevas salidas a bolsa entre Shanghai y Shenzhen.


Durante 2012, último año en que se habían permitido las OPVs en el país, se cerraron más de 1,2 millones de cuentas de acciones de tipo A (denominadas en yuanes, con las que cotizan las principales firmas en Shanghai y Shenzhen), y más de la mitad de los accionistas perdió dinero durante al menos los tres primeros semestres de aquel año.


Tras meses de nuevas medidas para tratar de controlar la situación, la CNMV paralizó en octubre de 2012 las nuevas OPVs hasta que el mercado se recuperase lo suficiente.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores