Colombia impone normas ambientales más estrictas tras denuncias de un abogado activista

"Con el tiempo se va a volver más complicado operar en Colombia a menos que uno se atenga a muy estrictas normas ambientales", dijo un analista de la consultora global Control Risks.

22 de Enero de 2014 | 17:22 | Bloomberg

BOGOTÁ.- El hecho de que las eléctricas europeas deban pagar más para quemar carbón durante este invierno boreal es un signo de progreso en Colombia, según Alejandro Arias, cuyo activismo ambiental está contribuyendo a un más estricto control de las empresas mineras.


El abogado de 45 años tomó fotografías de Drummond Co. cuando esta empresa cargaba carbón en barcazas abiertas después que la práctica fue prohibida porque desparramaba polvo en el aire sobre las playas y ocasionaba derrames en el Caribe. Las imágenes fueron recogidas por periódicos locales. El presidente Juan Manuel Santos reaccionó suspendiendo exportaciones y los precios europeos del carbón para centrales térmicas se dispararon. Colombia abastece cerca de 24% del carbón importado europeo.


En un país que durante los últimos diez años ha fomentado inversiones en sus industrias del petróleo y el carbón, en momentos en que trataba de poner fin a una guerra de 50 años de duración contra los rebeldes financiados por la cocaína, la decisión de Santos es vista como un presagio de una posición más dura en materia de protección ambiental. Las exigencias del público y la vigilancia de los medios están creciendo.


"Con el tiempo se va a volver más complicado operar en Colombia a menos que uno se atenga a muy estrictas normas ambientales", según Oliver Wack, analista en Colombia de Control Risks, una consultora global sobre riesgos de seguridad, política e integridad. "Exactamente como en muchos otros países, solo Colombia no tiene antecedentes de esto", dijo Wack por teléfono desde Bogotá.


Arias intentaba hacer historia el 2 de enero cuando entró en una hacienda cerca de un puerto de Drummond en el norte de Colombia y tomó fotos de la compañía minera privada estadounidense violando las nuevas reglamentaciones que apuntaban a mantener el negro carbón fuera del mar verde y los cielos azules.


Caída récord


Las fotos de Drummond fueron subidas a los medios sociales y Arias fue entrevistado en programas de radio. Menos de una semana después, el presidente Santos, cuyo gobierno había dicho que la compañía sería multada solamente por no cumplir con el plazo, sorprendió al mercado del carbón al interrumpir totalmente las exportaciones. Los costos del transporte marítimo de granel seco cayeron lo máximo en un día desde al menos 1985.


En un comunicado del 19 de enero, Drummond dijo que sus operaciones marinas se realizan de una forma inocua para el ambiente y atribuyó la demora en la construcción de infraestructura para la carga directa de carbón a incumplimientos y huelgas de los trabajadores el año pasado.


Esta no es la primera vez que Arias produce una tormenta en los medios relacionada con las cargas de carbón de Drummond. Hace un año captó imágenes de una grúa vertiendo carbón en el mar desde una barcaza que había hecho agua, para evitar que esta se hundiera. Las fotos fueron publicadas en las tapas de los diarios y Drummond recibió una multa de US$ 3,6 millones.


"Quiero que la gente en Europa sepa que se está calentando con carbón que ha causado contaminación" en Colombia, dijo Arias en una entrevista del 14 de enero desde Bogotá. "Las regalías pagadas por las compañías mineras ni remotamente cubren los costos de todo esto".


Además de obligar a los exportadores de carbón a adoptar cintas transportadoras que vuelcan el carbón directamente en las bodegas de los barcos, el gobierno planea exigir permisos ambientales para la explotación minera y está realizando amplias inspecciones a fin de descubrir cualquier irregularidad en el sector.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores