Corea del Sur podrá reprocesar combustible nuclear y enriquecer uranio tras acuerdo con EE.UU.

El pacto establece que el país asiático posee el "derecho inalienable" al uso pacífico de la energía atómica como signatario del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.

22 de Abril de 2015 | 05:56 | EFE

SEÚL.- Corea del Sur y EE.UU. sellaron hoy un acuerdo que eliminará las restricciones que hasta ahora imponía Washington a su socio asiático para reprocesar combustible nuclear y enriquecer uranio con fines de producción de energía.


Ambas partes firmaron hoy el acuerdo en Seúl, confirmó la Embajada estadounidense en un comunicado, tras más de cinco años de negociaciones en los que el gobierno surcoreano ha presionado a Washington para que le permita llevar a cabo este tipo de actividades.


Corea del Sur podrá desarrollar las tecnologías necesarias para reciclar los residuos nucleares de sus 23 reactores mediante la técnica del "piroprocesado", que no es apta para el uso armamentístico de la energía atómica y solo permite producir energía.


Además, Seúl podrá llevar a cabo un programa de bajo enriquecimiento de uranio supervisado por el país norteamericano, que asistirá a Corea del Sur en el "almacenamiento, transporte y disposición" de su combustible usado, según divulgó el Ministerio de Exteriores de Seúl.


La Cancillería aclaró que a pesar del acuerdo Corea del Sur no comenzará a enriquecer uranio en un futuro inmediato, ya que han de resolverse cuestiones técnicas y legales, e incluso decidir si se debe o no someter el acuerdo a la votación de los diputados en la Asamblea Nacional (Parlamento).


El pacto firmado hoy sustituye al hasta ahora en vigor tratado nuclear de 1974, en el que Washington prohibía estrictamente a Seúl llevar a cabo actividades de reprocesamiento y enriquecimiento de uranio.


El nuevo acuerdo tendrá una vigencia de 20 años, con posibilidad de ampliación de cinco años más en caso de acuerdo entre las dos partes.


Ambos gobiernos establecerán una comisión permanente de alto nivel para las próximas consultas, liderada por el secretario adjunto de energía de EE.UU. y el vicecanciller surcoreano.


Una de sus cláusulas establece que Corea del Sur posee el "derecho inalienable" al uso pacífico de la energía atómica como signatario del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.


Corea del Sur, cuya producción eléctrica depende en aproximadamente un tercio de la energía nuclear, se ve obligado a importar todo el combustible nuclear que usan sus centrales.


EE.UU., que suministra aproximadamente una cuarta parte de la demanda surcoreana de uranio enriquecido, se había negado hasta ahora a revisar el acuerdo de 1974 al considerar peligrosa una posible escalada nuclear en la conflictiva península coreana.


La vecina Corea del Norte, por su parte, ha mostrado capacidades para enriquecer uranio y detonar dispositivos atómicos a pesar de estar fuera del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, lo que le ha acarreado duras sanciones de la ONU.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores