EMOLTV

Situación energética en Japón presionará precios del gas natural en Chile

Se esperaba poder renegociar los contratos que vencen el 2012, en precios bastante más bajos que los existentes, pero esa alternativa se complica bajo el actual escenario.

24 de Marzo de 2011 | 08:26 | Por Carlos Álvarez, Emol
El Mercurio

SANTIAGO.- Si Chile ya está pagando altos precios por el gas natural que importa desde el exterior, las esperanzas de que pueda bajar, como lo quería el Ejecutivo, beneficiando a miles de consumidores de gas domiciliario de las principales regiones del país y a las empresas eléctricas que lo ocupan para generar electricidad, se están comenzando a ver afectadas.


Y es una de las consecuencias de una realidad ocurrida a miles de kilómetros, pero que tiene incidencia clave en el tema: el terremoto y posterior tsunami en Japón, a lo que se sumó la emergencia nuclear, que en la práctica tiene paralizada a un quinto de la capacidad eléctrica del país.


El tema es que Japón, que ya es uno de los principales consumidores de gas natural licuado (GNL) del mundo, representando el 35% de la demanda, tendrá que -según estiman analistas- quintuplicar su demanda de GNL, justamente para compensar su damnificada energía nuclear. El resultado: el precio del GNL está subiendo en todo el mundo.


Fuentes de la industria energética en Chile dicen que es un tema que no debería preocupar demasiado a Chile, porque el país tiene firmados contratos a largo plazo (20 años) a través de British Gas (BG) para el abastecimiento de sus plantas de GNL en Quintero. Sin embargo, estos contratos están indexados o vinculados a los precios del petróleo que también han estado subiendo producto de la situación en Libia, comenta la ex secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Energía, María Isabel González.


Antes de lo ocurrido en Japón, la esperanza del gobierno era que en la renegociación de contratos que viene el 2012- hasta ahora BG tiene exclusividad al respecto, y tampoco terceros pueden usar las instalaciones en Quintero- permitiera acceder a mejores precios- porque por lo menos hasta el año pasado, Chile pagaba aproximadamente el doble de lo que valía el combustible en los mercados externos, (US$10 por millón de BTU, versus US$5 afuera). Ello, aparte de ser una muy buena noticia para los clientes de empresas como Metrogas o Gas Valpo, también era una gran noticia para bajar las tarifas de electricidad, otro objetivo del Ejecutivo, porque hoy un 30% de la matriz eléctrica se genera en base a gas.


Según algunas estimaciones más actualizadas, a principios de marzo, el precio del gas se había mantenido entre los US$12 y US$13 por millón de BTU, nivel que supera en más de 50% los precios de US$8 por millón de BTU que se pagan en otros mercados. Y eso era antes de la crisis en Japón...Otros indicadores hablan que se estaría pagando en los últimos días US$4 por millón de BTU.


A nivel del consumidor domiciliario, por ejemplo, en el caso de Metrogas, los clientes ya sufrieron un alza en febrero pasado y otro tanto ocurrió con las empresas Intergas (VIII y IX regiones) y Gasco Magallanes, según las cifras de la CNE .


La realidad actual del GNL a nivel internacional no hace prever buenas noticias para los clientes y no sería raro que los precios sigan subiendo en el corto y mediano plazo.  


De partida, para efectos del terminal de Mejillones, grandes mineras como Escondida y eventualmente Collahuasi, estarían terminando sus contratos de abastecimiento de GNL, precisamente por los altos precios que pagarían el próximo año.


El descubrimiento de grandes reservas de gas natural en EE.UU. y Brasil había hecho esperar una baja en los precios del combustible para los nuevos contratos, pero al parecer, las nuevas necesidades de Japón no jugarán a favor de eso.


Industria de gas natural ya subió sus precios


El gas natural licuado, aparte de sostener hoy más o menos un tercio de la capacidad de generación eléctrica en el país, es el combustible que usan en sus casas y negocios, más de 600 mil clientes residenciales, 15 mil comerciales y más de 460 clientes industriales.


Estos pertenecen a las empresas Metrogas, que abastece la RM y parte de la VI; Gas Valpo, en la V Región y VI; Gassur, en la Octava Región y los conocidos clientes de Gasco en la zona de Magallanes.


Ciertamente ha tenido dificultades la industria del sector, partiendo por el corte que sufrió desde Argentina, lo que puede haber incidido en que, al menos actualmente, su promesa de gas limpio y más barato que el gas licuado, no ha podido concretarse, al menos en lo que se refiere a precios.


Según cifras de la CNE, el precio del gas para un consumo de 19,3 metros cúbicos (equivalentes a un balon de 15 kilos de gas licuado), en el caso de Metrogas, subió de $16.651 a $17.694 entre enero y febrero pasados. Para un consumo de 58 metros cúbicos de gas (equivalente a un balón 45 kilos de gas licuado) los precios subieron de $38.465 a $41.003 y para consumos mayores (116 m3) pasó de $75.511 a $80.499.


En el caso de Gassur en la Octava Región, subió de $19.989 a $20.989; $42.505 a $44.403; y $96.341 a $100.931, todo entre diciembre 2010 y febrero de este año.


Gasco Magallanes subió también desde $2.580 a $2.617; $5.083 a $5.195; y $8.836 a $9.060, para los respectivos niveles de consumo, entre enero y febrero.


En todos los casos, el valor resulta superior al gas licuado, salvo el caso de los grandes consumos de Metrogas y obviamente, en la zona del extremo sur, donde el gas natural sigue siendo muy barato en comparación al resto del país.

 


 

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores