Polémica de pena de muerte perseguirá a Bush en su campaña

George W. Bush, gobernador de Texas, desestimó las dudas sobre la equidad del sistema judicial texano y mantiene que, según sus conocimientos, ni un solo reo ha sido ejecutado injustamente en Texas. Además, atribuyó la polémica de este último caso a la "emotividad" del tema.

23 de Junio de 2000 | 12:42 | AP
AUSTIN.- El homicida convicto Gary Graham fue ejecutado, pero el debate sobre la pena capital perseguirá al gobernador de Texas, George W. Bush, durante el resto de su campaña electoral porque este estado ejecutará a un reo por semana en los meses que faltan hasta las elecciones de noviembre.

Bush desestimó las dudas sobre la equidad del sistema judicial texano y mantiene que, según sus conocimientos, ni un solo reo ha sido ejecutado injustamente en Texas. Además, atribuyó la polémica de este último caso a la "emotividad" del tema.

"Reconozco que hay personas buenas opuestas a la pena de muerte. Escuché sus voces y respeto su sentida opinión", dijo ayer el gobernador a los periodistas en una declaración.

"Tras considerar todos los hechos, estoy seguro de que se hizo justicia", insistió. "Que Dios bendiga a las víctimas, los familiares de las víctimas y que Dios bendiga al señor Graham".

Mientras el gobernador se dirigía a los reporteros, Graham inició un colérico discurso contra la pena de muerte antes de ser ajusticiado seis minutos después.

Bush, que aspira a la Casa Blanca, es el gobernador del estado que ha ejecutado a más personas en las últimas dos décadas que cualquier otro.

Su forma de encarar la pena capital en Texas es un indicio de su personalidad y de la forma en que podría actuar en otras materias de estado si ocupa la Casa Blanca, según los analistas políticos.

Las protestas de los oponentes a la pena capital jalonaron esta semana las apariciones públicas de Bush durante un recorrido de tres días por el estado de Washington y California, aunque el aspirante presidencial republicano no se amilanó. Bush volvió a reanudar esta mañana la campaña electoral con una visita de un día a Alabama para recaudar fondos y defender su programa educativo.

El gobernador aguardó ayer hasta que las apelaciones de Graham fueran agotadas antes de comentar el caso.

Un sondeo reciente de la firma Gallup Poll indicó que a nivel nacional el respaldo a la pena capital bajó al 66%, su nivel más bajo desde 1981. Pese a ello y a una moratoria de las ejecuciones en el estado de Illinois, Bush sigue creyendo que las ejecuciones "salvan vidas" por su poder disuasivo y como castigo.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores