Tropas de la ONU se desplegarán en el sur del Líbano

El despliegue de cerca de 5.000 cascos azules de las Naciones Unidas y una unidad libanesa compuesta de soldados y miembros de las fuerza de seguridad interior, se extenderá el próximo miércoles en el sector sur del Líbano con el fin de que esta nación restaure su autoridad en una zona ocupada por los israelíes hasta el 24 de mayo pasado.

24 de Julio de 2000 | 19:54 | FRANCE PRESSE
NUEVA YORK.- Dos meses después del retiro israelí, Líbano ha dado su acuerdo para el desplazamiento el miércoles de las tropas de la ONU en el sur del país hasta la frontera con Israel, anunció este lunes el secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, en una carta remitida al Consejo de Seguridad.

Annan indicó que el desplazamiento de unos 5.000 cascos azules "tendrá lugar el 26 de julio" y "deberá ser seguido inmediatamente" por el despliegue de una unidad libanesa mixta, compuesta por soldados y miembros de las fuerzas de seguridad interior.

Este doble desplazamiento debería permitir en principio a Líbano restaurar su autoridad en una región controlada desde el retiro israelí del 24 de mayo por el Hezbollah chiíta, que fue la punta de lanza de la lucha armada contra la ocupación israelí.

En una carta de cuatro párrafos dirigida al presidente del Consejo, la embajadora de Jamaica Patricia Durrante, Annan confirmó que "las autoridades israelíes han puesto fin a todas las violaciones a la línea de retiro".

A fin de poder certificar que las tropas israelíes se habían efectivamente retirado de Líbano, los expertos cartógrafos de la ONU trazaron una línea denominada "azul" (por los colores de Naciones Unidas) que sin embargo no es considerada por la ONU como una delimitación fronteriza.

El portavoz de la organización Fred Eckhard, afirmó por su parte que "ahora que terminaron las violaciones, la ONU prevé ayudar al gobierno de Líbano a establecer una presencia permanente en el sur de Líbano hasta la frontera con Israel".

El portavoz de la ONU agregó que el gobierno libanés debía reforzar con otro millar el contingente de mil hombres de las fuerzas de seguridad ya desplegadas en el sur y que debía mantener el ejército en reserva.

El gobierno libanés se había opuesto al despliegue de la FINUL en la zona evacuada el 24 de mayo por el ejército israelí antes de la eliminación de todos los emplazamientos israelíes en territorio libanés.

El emisario especial de Annan para Medio Oriente, Terje Roed-Larsen, había anunciado poco antes en Beirut que todos los problemas habían sido solucionados con los israelíes.

Annan indicó también que debía hablar por teléfono con el presidente libanés Emile Lahoud.

Afirmó que "las tropas de la ONU se desplegarían en la frontera y que los libaneses desplegarían asimismo sus tropas junto a las de la ONU".

"Los dos comandantes (de la FINUL y del ejército libanés) ultiman detalles de esta operación", señaló.

El jefe de Naciones Unidas expresó que las tropas de la ONU "efectuaron patrullajes luego del retiro israelí pero que que en realidad no se desplegaron en la frontera".

"No lo hicimos porque esperábamos terminar antes todas las violaciones de la línea azul", agregó. Pero "un despliegue completo (del ejército libanés) sería necesario", subrayó el portavoz.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores