Finaliza levantamiento indígena en Ecuador

El levantamiento indígena que mantuvo en vilo a los ecuatorianos durante toda la semana finalizó y uno de los líderes de la protesta admitió hoy que "no hay ningún plan secreto".

11 de Septiembre de 2000 | 11:08 | ANSA
QUITO.- El levantamiento indígena que mantuvo en vilo a los ecuatorianos durante toda la semana finalizó y uno de los líderes de la protesta admitió hoy que "no hay ningún plan secreto".

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Antonio Vargas, admitió hoy en una entrevista en radio Democracia que "no existe ningún plan secreto", aunque no dio mayores detalles.

También reconoció la escasa adhesión de la gente, incluido los trabajadores sindicalizados, a la protesta que amenazó con derrocar al presidente Gustavo Noboa y que se tradujo en la derogación de la ley económica sobre las privatizaciones.

La expectativa que generó el reclamo se diluyó entre el miércoles y el jueves pasados con la entrada en vigencia plena de la "dolarización" y la desaparición del sucre como moneda nacional.

El rechazo a la dolarización era el principal eje de la protesta pero la tácita aceptación de la divisa norteamericana por parte de los ecuatorianos pulverizó la demanda de frenar su implementación.

Los ecuatorianos vivieron un fin de semana tranquilo, los mercados estuvieron abastecidos de alimentos y las carreteras libres de obstáculos.

Los enfrentamientos más graves se registraron el jueves con el cierre de carreteras en cuatro provincias de la sierra central y con el saldo de cuatro indígenas detenidos.

Los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) habían advertido que lo peor iba a ocurrir el fin de semana, pero la población se preocupó más por acudir al Banco Central y a algunos centros comerciales habilitados para cambiar los últimos sucres por dólares.

La nueva moneda trajo múltiples problemas y, pese a que el proceso comenzó en enero, muchas personas desconocían que el sucre desaparecía definitivamente.

La falta de monedas de bajo valor causó hoy algunos problemas, como la exigencia en los autobuses a pagar el precio justo, caso contrario los pasajeros se quedarían sin el vuelto.

Recién hoy el Banco Central sacó en circulación monedas de 1, 5, 10, 25 y 50 centavos para aliviar el problema y evitar el "redondeo" que, aplicado por muchos comerciantes, elevó los precios de las mercancías.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores