Cuba desconoce identidad de pasajeros de avión siniestrado

Tras casi 24 horas de total hermetismo, el gobierno cubano difundió hoy un parco comunicado en el que mantiene la versión de que el piloto del avión que ayer cayó al mar reportó ser objeto de un secuestro. Sin embargo, según opositores y las mismas autoridades estadounidenses, se podría tratar de un posible intento de salida ilegal de Cuba.

20 de Septiembre de 2000 | 08:04 | AP
LA HABANA.- El gobierno del Presidente Fidel Castro rompió hoy su silencio sobre el caso del avión cubano estrellado en el Golfo de México, y dijo que el piloto concertó recoger en una pista del occidente del país a un grupo de personas, cuyo número exacto e identidad las autoridades aseguran desconocer.

Tras casi 24 horas de total hermetismo sobre el caso del avión Antonov AN-2 Colt, de fabricación rusa con al menos 10 personas a bordo, el gobierno cubano difundió este miércoles un parco comunicado en el oficial diario Granma.

El gobierno mantuvo la versión de que el piloto reportó a la torre de control ser objeto de un secuestro y que se dirigía a la Florida con algunas personas y niños a bordo, pero no aclaró por qué o para qué el piloto habría concertado entonces recoger a un grupo de personas en una apartada pista ni qué sucedió con la nave, si se quedó sin combustible o qué tipo de percance sufrió.

Mientras se habla del secuestro reportado por el piloto, opositores en la isla, y las mismas autoridades estadounidenses afirman desconocer exactamente lo ocurrido, y se asoma la posibilidad de que se trate de un posible intento de salida ilegal de Cuba para llegar a territorio de Estados Unidos.

Según el gobierno, un piloto de fumigación al que sólo identifica por los apellidos Iglesias Hernández partió a las 7:35 de la mañana hora local junto a un técnico de vuelo, Juan José Galeano Cabrera, de una pista de trabajo en un lugar conocido como La Cubana, en la occidental provincia de Pinar del Río, y a unos 147 kilómetros al oeste de La Habana.

Tras despegar, aseguró el gobierno, el piloto se dirigió hacia otra pista cercana en el lugar La Herradura, también en Pinar del Río, donde pidió al técnico descender de la nave y que lo esperara allí ya que debía dirigirse a la pista de trabajo 'E18' para realizar "una gestión administrativa".

Fue allí, en esa última pista, que Iglesias Hernández "recogió a un grupo de personas que evidentemente concertadas con él, lo esperaban en un extremo de la pista, desde donde con ellos a bordo despegó rumbo norte alrededor de las 8:35 AM", dijo el gobierno.

"Ya en el aire a las 8:45 AM el piloto informó por radio que estaba siendo objeto de un secuestro y se dirigía rumbo a la Florida con niños a bordo", agregó la comunicación oficial.

El gobierno indicó que por informaciones oficiales conoció en la tarde del martes que un buque mercante rescató en el mar a nueve ocupantes de la nave y recuperó el cuerpo de una fallecida. Los sobrevivientes, dijo, "se encuentran ya en poder del gobierno de Estados Unidos".

"Las autoridades cubanas desconocen el número exacto de personas que viajaban en el avión secuestrado y la identidad de las 10 rescatadas por la nave mercante, ya que no han recibido información adicional alguna" finalizó el comunicado oficial.

El gobierno de La Habana no ofreció ningún otro detalle del caso, o explicaciones sobre el origen de la acción del piloto, cuyos parientes en Pinar del Río aseguraron este martes a la AP que desconocían los planes del hombre al que identifican como Lenin Iglesias Hernández, de 35 años.

Según familiares políticos de Iglesias Hernández, éste partió temprano de su casa y poco después lo hizo su esposa, Mercedes Martínez junto con los dos hijos varones de ambos, Erik de 13 años, y Danny, de siete.

La mujer, indicaron sus parientes, salió de la casa afirmando que iba a visitar a su suegra en La Habana. Salieron sin equipaje, indicaron Ileana y Jorge Luis Martínez, ambos hermanos de la esposa del piloto.

Los hermanos aseguraron desconocer lo sucedido con el avión y que la mujer del piloto nunca habló 'ni en broma' de hacer tal viaje.

Tras conocerse del caso, opositores políticos como la excarcelada economista Martha Beatriz Roque afirmaron que el capítulo de la nave era uno de los muchos que "ocurren constantemente en el país" de personas que buscan salir de la isla por razones políticas y económicas.

Esa gente, dijo Roque ayer en conferencia de prensa, intenta abandonar Cuba porque se siente como en "una olla de presión". Aunque Roque y otros opositores dijeron carecer de detalles del caso, parecieron descartar la versión del secuestro, atribuyendo el asunto a un intento de salida.

Este martes, el control aéreo de La Habana notificó a su similar en Miami a las 8:45am (12:45 GMT) que el avión había reportado un posible secuestro y que se alejaba de Cuba. La nave se precipitó al mar a unos 160 kilómetros al sudoeste de Cayo Hueso.

Tras horas de labores de registro, fue un barco de carga de bandera panameña el que dio en la tarde con nueve sobrevivientes en el Golfo de México a más 320 kilómetros al oeste del área del accidente.

Entre los rescatados figuran tres niños, tres mujeres y tres hombres, uno de ellos gravemente herido con lesiones en la cabeza y el cuello.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores