Tres científicos comparten el Premio Nobel de Medicina

Un sueco y dos estadounidenses se adjudicaron el premio luego de descubrir en la forma en que se trasnmiten los mensaje entre las células cerebrales.

10 de Octubre de 2000 | 11:11 | AP
ESTOCOLMO.- Tres investigadores, un sueco y dos estadounidenses, ganaron hoy el Premio Nobel de Medicina por su descubrimiento de la forma en que se transmiten los mensajes entre las células cerebrales.

La importancia del trabajo de Arvid Carlsson, Paul Greengard y Eric Kandel radica en su aplicación para el tratamiento de el mal de Parkinson y la depresión.

Los científicos compartirán el premio de 9 millones de coronas (915.000 dólares) que les entregará la Academia Sueca.

Sus descubrimientos han sido cruciales para comprender el funcionamiento normal del cerebro y han ayudado al desarrollo de medicamentos, informó la Asamblea del Nobel, reunida en el Instituto Karolinska, de esta capital.

Carlsson, de 77 años, trabaja para la Universidad de Gotemburgo en Suecia y no conoce a sus colegas estadounidenses todavía; Greengard, de 74, trabaja con la Universidad Rockefeller en Nueva York; y Kandel, de 70, es un ciudadano estadounidense de origen austríaco que trabaja en la Universidad de Columbia en Nueva York.

Los estudios de Carlsson han llevaron al descubrimiento de la droga llamada L-dopa, el mejor tratamiento que se conoce actualmente para el mal de Parkinson.

Su trabajo ha contribuido al desarrollo de la nueva generación de antidepresivos: SSRI (inhibidores selectivos de reabsorción de serotonina) entre los que se incluye el medicamento llamado Prozac para el tratamiento de la depresión, informó el Comité del Premio Nobel.

La investigación de Kandel y Greengard parte de los estudios realizados por Carlsson en la década de 1950, dijo Marie Aasberd, vocera del comité.

Greengard fue galardonado por su descubrimiento de cómo la dopamina y otros "mensajeros químicos" transportan la información de una célula nerviosa a la otra; esto ha ayudado a otros científicos a regular los neurotransmisores y ha contribuido a los estudios sobre las adicciones.

"La dopamina es clave en la adicción", señaló Ralf Petterson, presidente del Comité del Premio Nobel. "Hay fumadores, alcohólicos y drogadictos. Todo depende de los niveles de la dopamina y de la forma en que se regula la dopamina".

Kandel se ha dedicado a la biología de la memoria, en especial el lugar por donde pasan los mensajes químicos de una célula cerebral a la otra. Tim Bliss, neurocientífico del Instituto Nacional para la Investigación Médica en Londres, dijo que el trabajo de Kandel algún día podría llevar a nuevos tratamientos para la enfermeded de Alzheimer y otras enfermedades que incluyen la pérdida de la memoria.

El Premio Nobel de medicina se entregó primero este año porque la Academia Sueca no logró tomar una decisión sobre el premio de literatura, que normalmente lo antecede en orden de anuncio.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores