78 muertos en accidente de avión en Taiwan

Equipos de rescate extrajeron el miércoles los últimos cadáveres de entre los restos de un avión Boeing 747 de Singapore Airlines que se estrelló al despegar en el aeropuerto de Taipei y dejó un saldo de 78 muertos, 85 heridos y 16 ilesos.

01 de Noviembre de 2000 | 05:09 | Reuters
TAIPEI.- Equipos de rescate extrajeron el miércoles los últimos cadáveres de entre los restos de un avión Boeing 747 de Singapore Airlines que se estrelló al despegar en el aeropuerto de Taipei y dejó un saldo de 78 muertos, 85 heridos y 16 ilesos.

En el vuelo SQ 006, con destino a Los Angeles, viajaban 179 personas, de ellos 20 tripulantes, cuando se estrelló el martes a las 11.18 de la noche (15.18 GMT) en medio de un tifón.

"Hay 78 muertos, 16 ilesos y 85 hospitalizados", explicó un funcionario de la Administración de Aeronáutica Civil de Taiwan a la prensa.

La cifra de muertos podía aumentar porque muchos de los heridos sufrieron quemaduras graves. Un pasajero extranjero tenía quemaduras en 100 por ciento del cuerpo y pocas probabilidades de sobrevivir, dijo un médico del hospital Chang Gung.

El funcionario de aviación civil señaló que los socorristas extrajeron los últimos cadáveres de entre los restos calcinados del Boeing unas 12 horas después del accidente, en que la nave se partió en tres y ardió en llamas.

Fue el primer accidente de un avión de Singapore Airlines y el segundo en dos años en el Aeropuerto Internacional Chiang Kai-shek de Taiwan.

El Aeropuerto estuvo cerrado por varias horas después de la tragedia, pero reabrió el miércoles por la mañana, pero los vuelos estaban atrasados y afectaban a la mayor parte de Asia.

COMIENZA INVESTIGACION

La identificación de los cadáveres era una tarea difícil para las autoridades. Aunque todos los cuerpos fueron recuperados, muchos estaban extremadamente calcinados y requerían pruebas de ADN.

Una investigación sobre las causas del accidente ya había comenzado. Un portavoz de Boeing dijo en una conferencia de prensa en Tokio que la compañía envió un equipo a Taiwan para colaborar en la pesquisa, pero no se conoció otra información.

El comandante de la nave, capitán C.K. Foong, un malayo con 11.235 horas de vuelo, dijo haber impactado "un objeto" cuando el avión se deslizaba por la pista en medio de una intensa lluvia y fuertes vientos.

Foong fue uno de los pocos que escapó del accidente sin lesiones.

Un directivo de la aerolínea dijo que los investigadores habían encontrado una rueda en el lugar que no correspondía al avión de SIA y dijeron que era improbable que el clima o un problema mecánico fuera el culpable.

Un comunicado de la Administración de Aeronáutica Civil dijo que la nave estalló en llamas después de salirse de la pista y que las condiciones para despegues y aterrizajes era aceptables.

Un agente de policía y testigos dijeron que el avión se desplomó a tierra poco después de haber alzado vuelo.

Los sobrevivientes recordaron un sonido muy fuerte seguido de una bola de fuego que se propagó por la cabina desde el frente de la nave.

El avión comenzó a temblar segundos después de despegar y una explosión lanzó fragmentos por toda la cabina y la nave de desplomó en la pista.

"Sentí cómo el avión temblaba en el despegue. Segundos después dio un giro hacia la izquierda. Las llamas venían del lado izquierdo. Pude observar a varias personas que se quemaban, pero no estoy seguro de que murieron", dijo el pasajero Richard Maneth, un estadounidense de 39 años, que salió caminando del accidente sin ayuda.

La sección frontal del avión quedó destruida por el fuego y la parte trasera y la cola se divisaban en la pista.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores