Aumenta presión social contra Presidente filipino

El Mandatario ha rehusado renunciar por acusaciones de haber recibido millones de dólares de impuestos sobre el tabaco y sobornos por parte de los organizadores de juegos ilegales y ha dicho que está dispuesto a encarar un juicio político en la legislatura.

29 de Noviembre de 2000 | 12:36 | AP
MANILA.- Millares de filipinos, desde obreros y campesinos hasta hombres de negocio, protestaron este miércoles contra el Presidente Joseph Estrada con una manifestación en que se repartieron platos de comida típica y se pidió luego la renuncia del Mandatario por acusaciones de corrupción.

La policía preparó cañones de agua para dispersar a los manifestantes en caso de que interrumpiesen el tránsito, dijo el director policial de Manila Avelino Razón. Pero en lugar de ello los organizadores colocaron mesas con platillos típicos a lo largo de la principal avenida del distrito comercial de Makati, y grupos de obreros, campesinos y empleados de oficinas compartieron las especialidades servidas sobre hojas de plátano.

Más tarde, los manifestantes marcharon rumbo al palacio presidencial para realizar allí una concentración de protesta, con una efigie del presidente con características de monstruo. "Tendremos una recesión el año entrante si no podemos hallar una solución a este problema político", dijo el industrial José Concepción. "Pedimos la renuncia de Estrada. Va ahorrarle al país mucho sufrimiento si presenta su renuncia inmediatamente".

El Mandatario ha rehusado renunciar por acusaciones de haber recibido millones de dólares de impuestos sobre el tabaco y sobornos por parte de los organizadores de juegos ilegales y ha dicho que está dispuesto a encarar un juicio político en la legislatura.

El martes el Senado rechazó una moción de los abogados de Estrada para que se descartasen las acusaciones de impugnación y fijaron el 7 de diciembre para el comienzo de las audiencias. Los abogados del mandatario dijeron que la decisión final sobre si Estrada prestará declaración en el juicio o no dependerá de las pruebas presentadas en su contra por la fiscalía.

"Si surge la necesidad, esperamos que preste declaración. No hay problema con eso", dijo el abogado Estelito Mendoza, ex procurador general. "Pero no anticipamos esa necesidad". Millares de policías y soldados han sido puestos en estado de alerta en Manila y otras ciudades para hacer frente a una serie de protestas contra Estrada.

El cardenal Jaime Sin, arzobispo católico de Filipinas, convocó a una misa y una marcha la semana entrante para rescatar "una víctima sangrante... nuestra amada Filipinas".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores