Gobierno vasco dice que pacto antiterrorista sólo beneficia a ETA

El pacto antiterrorista que anunciaron el Gobierno de España y la oposición sólo complace a la organización armada independentista ETA porque "busca dividir a las fuerzas políticas", dijo el domingo el portavoz del gobierno regional vasco, Josu Jon Imaz.

10 de Diciembre de 2000 | 13:02 | AFP
SAN SEBASTIAN.- El pacto antiterrorista que anunciaron el Gobierno de España y la oposición sólo complace a la organización armada independentista ETA porque "busca dividir a las fuerzas políticas", dijo el domingo el portavoz del gobierno regional vasco, Josu Jon Imaz.

Además, este acuerdo "excluyente, pero legítimo, no es contra el terrorismo, sino en contra del nacionalismo democrático", añadió Imaz este domingo en rueda de prensa.

El pasado viernes, el Partido Popular (PP, centro-derecha), en el poder en Madrid, y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), principal partido de la oposición, anunciaron que habían llegado a un acuerdo "por las libertades y contra el terrorismo".

Socialistas y populares invitaron a los demás partidos a unirse al pacto, pero pusieron como condición esencial, en alusión directa a los nacionalistas vascos, la salida del pacto de Estella (Navarra, norte).

El Pacto de Estella fue firmado en septiembre de 1998 por la coalición de mayoría comunista Izquierda Unida (IU), que posteriormente lo abandonó, el Partido Nacionalista Vasco (PNV), Euskal Herritarrok (EH), considerado el brazo político de ETA, y Eusko Alkartasuna (EA), para buscar una solución política al conflicto vasco.

Para Imaz, la condición impuesta por los artífices del documento contra el terrorismo "reclama la renuncia de las ideas para poder dialogar", lo cual es "algo insólito desde el punto de vista democrático".

"Es un pacto excluyente que cierra puertas" y que "en términos políticos es un disparate", puesto que "va contra la mayoría social vasca", debido a que en el País Vasco PSOE y PP sólo "representan al 37% de los votantes de este país", dijo el portavoz del Gobierno vasco.

Por ello, se muestra convencido de que la "única que se alegra (por el documento) es ETA", a la cual "le haría mucho más daño que todas las fuerzas políticas democráticas fuésemos capaces de firmar un acuerdo por la paz y en contra del terrorismo y la violencia", afirmó Imaz.

El documento "es una pantomima" con el que el PP busca no perder "la batalla de la opinión pública", afirmó, por su parte, el presidente del PNV, Xavier Arzallus, en una entrevista con el diario vasco Deia.

"El PP teme que en la medida que ETA siga matando la gente le pida cuentas", por lo que con este pacto "se asegura un socio para cuando de verdad se el empiecen a exigir responsabilidades", aseguró Arzallus, en referencia al PSOE.

El PNV que gobierna en coalición con EA en el País Vasco también ha recibido el apoyo de otras formaciones nacionalistas como Convergencia i Unión (nacionalistas moderados catalanes), cuyo portavoz en el Congreso, Xavier Trías, lamentó el viernes que su formación no fuera informada del acuerdo y criticó que "esté redactado de manera que deja excluido al PNV".

"No está hecho para conseguir el consenso de las fuerzas democráticas", añadió Trías, cuyo partido examinará el lunes si se une o no al pacto.

Mientras, el portavoz parlamentario del PP, Leopoldo Barrera, aseguró este domingo que el PNV no puede sumarse al acuerdo antiterrorista porque no desea "cerrar la puerta al reencuentro con ETA y con EH".

"El PNV llegó a un pacto vergonzante con ETA para excluir a todos los no nacionalistas en el País Vasco y ahora estamos ante un pacto entre demócratas, por las libertades y en favor de la lucha antiterrorista", afirmó Barrera, en referencia al pacto de Estella.

PSOE y PP tienen previsto firmar el acuerdo contra ETA, que ha asesinado a 21 personas en lo que va de año, a principios de esta semana, aunque todavía no han decidido quienes estamparán su rúbrica en representación de cada formación.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores