Fiebre aftosa comienza a propagarse por Europa

Tres casos de animales afectados por este mal fueron diagnosticados un una hacienda de la localidad francesa de Seine-et-Marne. La aparición de este mal ha generado preocupación en Europa porque podría aumentar los daños que ya ha causado el mal de las "vacas locas".

13 de Marzo de 2001 | 17:20 | Agencias
PARIS.- Las autoridades de Francia anunciaron este martes que descubrieron el primer caso del país de fiebre aftosa, confirmando sospechas de que el mal contagioso había saltado de Gran Bretaña a la Europa continental.

El Ministerio de Agricultura dijo que según los análisis de zoopatía, seis vacas francesas en una granja en la aldea de La Baroche-Gondouin, en el noroeste de Francia, contrajeron la enfermedad. Las 114 vacas del rebaño fueron sacrificadas durante la tarde.

La granja es aledaña a otra que importó el mes pasado ovejas de Inglaterra, donde el brote epidémico fue denunciado por primera vez el 19 de febrero. Desde entonces, fueron identificadas 183 zonas infectadas en Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

En febrero, 20.000 ovejas fueron importadas de Gran Bretaña a Francia, y la mitad de ellas podría haber portado el virus, dijo hoy el ministro de Agricultura Jean Glavany a la radio francesa. "Temo que haya otros casos y, al mismo tiempo, hago lo que puedo para limitar el contagio de la enfermedad", indicó Glavany.

En Bruselas, la Unión Europea prohibió la importación de ganado, carne y productos lácteos de Argentina, tras aparecer informaciones sobre brotes de fiebre aftosa en ese país. Frits Pluimers, el representante holandés en la comisión de la UE, dijo que Estados Unidos, Canadá y Chile adoptaron ya medidas similares.

En respuesta al brote francés, los funcionarios del ministerio de Agricultura holandés compusieron un catastro de los animales importados de Francia. Los animales potencialmente infectados serán destruidos, dijo una vocera.

El informe es el primero que confirma la enfermedad en el continente europeo, que adoptó medidas drásticas para protegerse contra el contagio. Hubo también varias alarmas falsas, la última de ellas en el norte de Alemania. Las autoridades dijeron hoy que varias terneras sospechosas no contrajeron la enfermedad.

Mientras tanto, las autoridades francesas prohibieron el tránsito en un radio de tres kilómetros que comprende una franja de seguridad en torno a la granja afectada, situada a unos 280 kilómetros al oeste de París. Establecieron además un "parámetro de vigilancia" de 10 kilómetros para que todas las personas que entren en él sean desinfectadas. Además, fueron prohibidas la caza y la pesca.

La granja vecina, que importó 750 ovejas británicas, fue declarada en cuarentena el 17 de febrero.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores