Senado argentino se dispone a aprobar poderes especiales a Cavallo

Esas facultades serían confirmadas a última hora de la noche de este miércoles cuando un Senado con mayoría de oposición peronista apruebe la Ley de Competitividad, votada por la Cámara de Diputados la noche del martes.

28 de Marzo de 2001 | 20:54 | AFP
BUENOS AIRES.- El Senado argentino se encaminaba la noche de este miércoles a otorgar al Poder Ejecutivo los poderes especiales pedidos por el ministro de Economía, Domingo Cavallo, para evitar la cesación de pagos y poner fin a 33 meses de recesión.

Esas facultades serían confirmadas a última hora de la noche cuando un Senado con mayoría de oposición peronista apruebe la Ley de Competitividad, votada por la Cámara de Diputados la noche del martes al cabo de maratónicos debates en torno a la resistida delegación de poderes legislativos al Gobierno.

Se presumía un debate corto en la Cámara Alta, pero las discusiones iniciadas a las 15:40 hora local se extendían por algunas desavenencias entre los bloques.

Entre tanto, las agencias calificadoras en Estados Unidos bajaban la nota de la deuda argentina, recordando que Cavallo, pese al capital de confianza de que goza en el exterior en tanto que padre de la Convertibilidad (un peso un dólar, fijado por ley para terminar con la hiperinflación en 1991) tiene un margen de maniobra limitado por la gravedad de la situación.

El peronismo, que controla el Senado, expresó su voluntad de dar atribuciones especiales acotadas. El presidente del bloque, José Luis Gioja, señaló en declaraciones radiales que "hoy la gente quiere creer, quiere que le vaya bien a Domingo Cavallo, quiere sacarse la mufa (malhumor) que tiene".

Aclaró, no obstante, que "hay cosas que no nos gustan" en la delegación de poderes, pero que se otorgarán "en función de los intereses del país".

Gioja manifestó su disconformidad con el año de vigencia que reclama Cavallo para usar esos poderes. El peronismo propone la mitad, hasta el 1 de diciembre, porque "mientras menos tiempo esté vigente, es menor la probabilidad de que se abuse", explicó.

Además, la oposición logró que en el despacho de Diputados se incluyera la declaración de Emergencia Pública, situación jurídica que justificaría a cesión de facultades legislativas al Poder Ejecutivo.

Al parecer, las únicas "derrotas" que tuvo Cavallo en el Congreso fueron la eliminación de sus pedidos de garantizar deuda pública con bienes del Estado, rebajar salarios de empleados públicos y jubilaciones, despedir a agentes del Estado o privatizar por decreto.

Pero la Cámara de Diputados aprobó que pueda bajar y eliminar impuestos sin pasar por el Congreso y le delegó el poder para instrumentar una profunda reforma del Estado, entre otras disposiciones.

Cavallo se ha convertido así en la figura central de la política argentina, al punto de obligar a los allegados del Presidente Fernando de la Rúa a aclarar que el mandatario no se siente eclipsado.

De la Rúa sigue conduciendo el proceso de Gobierno y su poder "no está en absoluto licuado", aseguró este miércoles el vocero presidencial Ricardo Ostuni.

El funcionario respondió así al hasta hace dos semanas ministro del Interior, Federico Storani, quien la víspera reiteró en distintos reportajes que "se diluyó" el poder del Jefe de Estado tras la asunción de Cavallo como ministro de Economía, hace diez días.

En busca de recuperar protagonismo político, De la Rúa recibirá el jueves a los ex Presidentes Raúl Alfonsín (1983-89), titular del gobernante radicalismo del mandatario, y luego a Carlos Menem (1989-99), máximo dirigente del peronismo, el mayor partido opositor.

Las reuniones en la Casa de Gobierno forman parte del diálogo que convocó días atrás De la Rúa en medio de la crisis económica y política.

Según dijo Menem esta noche a la prensa, el encuentro con De la Rúa será "una de las posibilidades que tiene Argentina de salir de esta díficil situación con el esfuerzo de todos".

En tanto, los empresarios reaccionaron hoy en apoyo de las medidas que complementó anoche Cavallo durante una reunión con banqueros, pero con cautela a raíz de los 33 meses de recesión que arrastra el país.

Entre los asistentes a la cita en la que Cavallo anunció una simplificación del sistema tributario, la poderosa empresaria Amalia Lacroze de Fortabat, calificó de "viable" el Plan del ministro de Economía y dijo que muchas de las medidas que impulsa "se han puesto en marcha con éxito en otros países".

Cavallo planteó las medidas como el motor para "iniciar un vigoroso crecimiento", pero desde el exterior la agencia de calificación Moody's afirmó que existen "perspectivas reducidas de un crecimiento económico sostenido" y bajó la nota de la deuda argentina en divisas de "B1" a "B2".

También redujo su calificación la agencia Fitch de BB- a BB, debido a temores por la crisis en la tercera economía de América Latina.

"Argentina está en un juego de póker muy riesgoso, con Domingo Cavallo como un jugador frío y hábil, cuya destreza está generando un regreso de la confianza", pero "los inversionistas están cansados con Argentina. Están cansados de "equipos de sueño" y nuevos paquetes económicos", afirmó en Nueva York el experto Walter Molano, economista de la firma BCP Securities.

En tanto, en la Bolsa argentina se frenó hoy una serie positiva de tres rondas sucesivas con una caída de 1,33%, pero los operadores atribuyeron la baja a un arrastre por los retrocesos en Wall Street y Sao Paulo, los mercados de referencia de Argentina, y a una previsible toma de ganancias luego de ese ciclo alcista.

Uno de los pilares de la Ley de Competitividad es un Impuesto a las Transacciones Financieras cuyo índice fue fijado hoy por el gobierno en 2,5 por mil. Se estima que ese gravamen le reportaría al fisco una recaudación de al menos 4.000 millones de dólares anuales.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores