Alarma en Oriente Medio por ataque israelí a objetivo sirio

La incursión de la madrugada del lunes a solo 35 kilómetros al este de Beirut dejó tres soldados muertos y seis heridos, en el primer ataque israelí contra una posición siria en el Líbano desde abril de 1996.

16 de Abril de 2001 | 08:49 | Reuters
JERUSALEN.- El ataque de Israel el lunes contra una estación de radar en Líbano provocó la alarma Oriente Medio ante la posibilidad de que se propague el conflicto.

La incursión de la madrugada del lunes a solo 35 kilómetros al este de Beirut dejó tres soldados muertos y seis heridos, en el primer ataque israelí contra una posición siria en el Líbano desde abril de 1996.

El ataque ensombreció la llegada en una misión de paz a Jerusalén liderada por el ministro jordano de Relaciones Exteriores, Abudlilah al-Khatib, el funcionario árabe de más alto nivel que visita el territorio desde que se estancaron las negaciones entre israelíes y palestinos en julio pasado.

El bombardeo, que Israel calificó de un mensaje a la Siria para que deje de respaldar a los guerrilleros de Hizbulah en su guerra contra el estado judío, también puso en duda una reunión el lunes auspiciada por Estados Unidos entre jefes de seguridad israelíes y palestinos.

El portavoz del Ejército de Israel, general de brigada Ron Kitrey, dijo que el mensaje a Siria era: "Basta".

Por su parte, en declaraciones a Reuters, Khatib deploró "la innecesaria escalada que ha agravado la situación en la región".

El presidente libanés, Emile Lahoud, tras una conversación telefónica con su homólogo sirio Bashar al-Assad, dijo que la incursión "reveló una vez más las políticas coloreadas de sangre" del derechista primer ministro israelí, Ariel Sharon.

"Estas políticas sólo conducirán a una confrontación amplia", dijo Lahoud en un comunicado de la presidencia.

RUSIA PREOCUPADA

En Moscú, donde el lunes se esperaba la llegada del ministro sirio de Relaciones Exteriores, Farouq al-Shara, la agencia de noticias Interfax dijo que Rusia estaba "extremadamente preocupada" por la incursión en el Líbano.

Fuentes de seguridad libanesas dijeron que cuatro aviones caza lanzaron seis cohetes a la estación de radares y un séptimo a otra posición siria en una colina cercana.

El ataque, posterior a una reunión especial del gabinete de seguridad presidido por Sharon, fue lanzado en represalia por la muerte el sábado de un soldado israelí a manos de guerrilleros libaneses de Hizbulah, que son apoyados por Siria e Irán.

Nabil Amr, un asesor de alto nivel del presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, dijo que la acción israelí era "un nuevo y peligroso desarrollo y una expansión hacia la esfera de la guerra".

Amr instó a Estados Unidos, que ha adoptado un enfoque de no injerencia desde que el presidente George W. Bush asumió el cargo en enero, a involucrarse directamente en los esfuerzos de paz del Oriente Medio.

"Esta peligrosa medida debería hacer que Estados Unidos actúe inmediatamente para detener este deterioro y trate de llevar a los árabes y los israelíes de vuelta a la mesa de negociaciones", dijo. En sus conversaciones con el ministro israelí de Relaciones Exteriores, Shimon Peres, Khatib tenía previsto presentar una iniciativa jordano-egipcia aprobada por Arafat para reducir la tensión y reanudar las conversaciones de paz.

Fuentes palestinas dijeron que el plan insta a que se ponga fin la violencia, se levanten las prohibiciones a los viajes en las áreas controladas por los palestinos y se pongan en marcha los acuerdos existentes entre israelíes y palestinos.

Israel ya arrojó agua fría sobre el plan porque fija una fecha límite para un acuerdo de paz final. También ha insistido en que no puede haber negociaciones sin un fin a los casi siete meses de levantamiento palestino.

La insurrección ha costado la vida de por lo menos 376 palestinos, 13 árabes israelíes y 71 israelíes.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores