Agricultores británicos rechazaron medidas contra fiebre aftosa

El gobierno propuso una campaña preventiva de vacunación que fue rechazada por dirigentes agrícolas que señalan que la única manera de atacar esta enfermedad es destruyendo a los animales afectados.

19 de Abril de 2001 | 08:36 | Reuters
LONDRES.- La batalla de Gran Bretaña contra la epidemia de fiebre aftosa encontró nuevos problemas este jueves, cuando los agricultores rechazaron los planes del gobierno para vacunar al ganado.

El gobierno del Primer Ministro Tony Blair colocó avisos en publicaciones dirigidas al agro, en un esfuerzo por ganar el respaldo a un programa preventivo de vacunación que pondría fin a ocho semanas de lucha contra la altamente infecciosa y costosa enfermedad animal.

Aunque la posibilidad de la vacuna se ha debatido desde que la aftosa fue detectada por primera vez hace dos meses, Blair ha colocado ahora todo su empeño en un programa de vacunación limitada para poner fin al matadero de cientos de miles de animales.

Pero el Primer Ministro insiste en que quiere contar con el apoyo de los granjeros antes de iniciar el programa de vacunación. El asesor jefe de los científicos del gobierno, David King, se reunió este jueves temprano con Ben Gill, presidente de la Unión Nacional de Agricultores para tratar de obtener su respaldo. Pero el dirigente agrícola dijo antes de la reunión que se oponía a los planes de vacunación.

"La única manera de derrotar a esta temida enfermedad que es tan dañina y dolorosa para los animales, es mediante la destrucción. La aftosa es sí misma es un virus destructivo", dijo Gill a la emisora Sky Television.

El diario Daily Mail, un periódico conservador que apoya a la oposición política, dijo que una encuesta entre 100 granjeros estableció que cerca de dos tercios de ellos se oponen a la vacuna porque temen que afecte su habilidad para exportar ganado.

El diario dijo que la Federación de Alimentos y Bebidas, que representa a los productores, estima que ningún producto de animales vacunados debería destinarse a la cadena alimenticia.

Vacunar el ganado no sólo es costoso sino que puede afectar las exportaciones de carne, ya que los animales vacunados no puedes ser distinguidos de aquellos que están incubando la enfermedad. Algunos países se niegan a comprar carne de países que usen la vacuna contra la aftosa.

La organización mundial de salud animal, OIE, dice que el ganado vacunado puede seguir siendo portador de la enfermedad e infectarse.

"La vacunación no es la respuesta para la aftosa. Todos los países que sufren de aftosa quisieran que se dejara la vacunación", dijo el doctor James Pearson, portavoz de la Oficina Internacional des Epizooties (OIE).

Gran Bretaña ha colocado enormes recursos en combatir la enfermedad, que se ha extendido también a Holanda, Francia e Irlanda, donde han sido sacrificados los animales infectados o sospechosos de estar infectados y luego incinerados en gigantescas piras.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores