Lanzan campaña de prevención de suicidios en Estados Unidos

Según cifras del gobierno de EE.UU. y de organizaciones internacionales, la tasa de suicidios en este país es de aproximadamente 11 por cada 100.000 habitantes. "El suicidio ha robado las vidas y ha contribuido a la discapacidad de cientos de miles de personas cada año", afirmó el Inspector General de Salud, David Satcher.

02 de Mayo de 2001 | 12:46 | EFE
WASHINGTON.- Cada día en Estados Unidos un promedio de 80 personas se suicidan y unas 3.000 intentan hacerlo por lo que el gobierno lanzó hoy una campaña nacional de prevención del suicidio, que es ya la octava causa de muerte en el país.

En 1999 hubo 1,5 veces más suicidios que homicidios en Estados Unidos, donde cada año unas 30.600 personas se matan y otras 650.000 intentan hacerlo.

"El suicidio ha robado las vidas y ha contribuido a la discapacidad de cientos de miles de personas cada año", afirmó el Inspector General de Salud, David Satcher. "Pocas son las personas que escapan intactas por la tragedia del suicidio".

El presidente de la Asociación Nacional de Salud Mental, Michael Faenza, dijo que esta prevalencia del suicidio se debe a que "todavía vivimos en la época del oscurantismo en lo que a salud mental se refiere".

Según las cifras del gobierno de EE.UU. y de organizaciones internacionales de salud, la tasa de suicidios en este país es de aproximadamente 11 por cada 100.000 habitantes, casi el doble que el 7 por 100.000 en España o Israel, pero muy por debajo de las tasas de 50 a 70 por 100.000 en países de la otrora área comunista.

La tasa de suicidios en Estados Unidos entre hombres llega a 18,7 por 100.000, y a 4,4 por 100.000 entre las mujeres. En Lituania es de 73,7 para los hombres y 13,7 para las mujeres, mientras que China es uno de los pocos casos donde la tasa es más alta para las mujeres (17,9) que para los hombres (14,3).

Satcher, quien anunció una Estrategia Nacional de Prevención del Suicidio, dijo que "ahora contamos con el conocimiento y las herramientas para enfocar el suicidio como un problema que se puede prevenir, con oportunidades reales de salvar muchas vidas".

Faenza dijo que "en la mayoría de los casos, el suicidio es el resultado trágico de una enfermedad mental común y que puede tratarse".

"Debido al estigma que perdura sobre las enfermedades mentales, y las prácticas discriminatorias de las empresas de seguros médicos (que no cubren algunos tratamientos), demasiadas personas no buscan ni reciben el tratamiento que merecen", agregó.

"Después de cada suicidio la pregunta siempre es ¿por qué? ¿por qué se rindió? ¿por qué no pidió ayuda?", dijo Faenza. "Al igual que lo ocurrido décadas atrás cuando no admitíamos los riesgos del cáncer, hoy no admitimos los peligros de las enfermedades mentales sin tratamiento".

De acuerdo con las cifras del Centro de Control de Enfermedades, se suicidan cuatro veces más hombres que mujeres, aunque las mujeres lo intentan cuatro veces más que los hombres.

Entre los hispanos la tasa de suicidio alcanza un máximo del 13 por cada 100.000 entre las edades de 20 y 24 años, disminuye en la mediana edad y comienza a subir a partir de los 60 años, para llegar otra vez a la máxima de 13 suicidios por cada 100.000 habitantes después de los 85 años de edad.

La tasa de suicidios entre hombres hispanos es del 10,5 por 100.000, comparado con 11,2 para los negros y 19,4 para los blancos no hispanos.

La tasa de suicidios entre mujeres hispanas es del 1,9 por 100.000, la misma que para las negras, y mucho más baja que la tasa del 4,7 por 100.000 entre las blancas no hispanas.

El Centro de Control de Enfermedades indicó que en todas las estadísticas las tasas de suicidio entre los indígenas norteamericanos y de Alaska han sido 1,5 veces más altas que la tasa promedio nacional.

La tasa de suicidio aumenta con la edad y las cifras más altas se dan entre las personas mayores de 65 años. En este grupo, los hombres cometieron el 83 por ciento de los suicidios.

La campaña de prevención está recogida en un documento de 150 páginas que contiene 68 objetivos específicos, que incluyen los exámenes de detección de suicidio en el nivel de la asistencia médica primaria.

También propone que se aumente el número de estados que requieran que sus planes de seguros médicos cubran la asistencia de la salud mental a la par de la asistencia de la salud física.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores