Este domingo se realizan elecciones en el país Vasco

Los distintos partidos políticos que este domingo se disputarán el poder y, en gran parte, el futuro del país Vasco, cerraron este viernes sus respectivas campañas electorales.

11 de Mayo de 2001 | 16:25 | AFP
BILBAO.- La campaña electoral en el País Vasco, donde el próximo domingo se celebrarán comicios autonómicos, concluyó este viernes.

Los nacionalistas -moderados y radicales- eligieron Bilbao que, con 400.000 habitantes, es la ciudad más grande el País Vasco y la capital de la más grande de las tres provincias vascas, Vizcaya.

Bajo un sol estival, los independentistas de la coalición Euskal Herritarrok (EH) declararon la Plaza Nueva, en el corazón de la ciudad vieja, bastión del nacionalismo vasco. Considerado como el brazo político de la organización terrorista ETA, que ha matado a unas 800 personas en treinta años de lucha por la independencia de Euskal Herria, EH podría sufrir un grave revés electoral.

Según los sondeos, EH perdería casi la mitad de sus diputados y pasaría de los 14 escaños obtenidos en 1998 a sólo ocho. En 1998, el partido se benefició de la esperanza suscitada por la tregua de ETA y la firma del Pacto de Lizarra, un acuerdo político con otras formaciones -en su mayoría nacionalistas-, para conseguir uno de sus mejores resultados, con el 17,9% de los votos.

Después, ETA rompió su tregua, mató a treinta personas y EH rompió su alianza con el Partido Nacionalista Vasco (PNV, moderado).

Primera fuerza política en el País Vasco, en el poder desde la vuelta de la democracia a España tras la muerte de Franco, el PNV eligió el viernes el pabellón cultural y deportivo de la Casilla, a unos centenares de metros de la Plaza Nueva, para celebrar su último acto electoral.

El presidente autonómico (lehendakari) saliente, Juan José Ibarretxe, instó a los alrededor de 3.000 simpatizantes que asisitieron al mitín a renovar su apoyo al partido, en nombre de un simple "si". "Sí al progreso, sí al diálogo, sí a la tolerancia", dijo Ibarretxe cuyo partido, junto a Eusko Alkartasuna (EA), podría conseguir unos 29 diputados, frente a los 21 (seis de EA) en 1998.

Frente a los nacionalistas, en nombre de un rechazo total a la violencia política, se constituyó un "frente constitucionalista" compuesto por el Partido Popular (PP, centroderecha, en el poder en Madrid) y por el principal partido de oposición a nivel nacional, el Partido Socialista Obrero Español(PSOE).

Según los sondeos, el PP podría conseguir 22 escaños y los socialistas 14, frente a los 16 y 14 respectivamente de 1998. Para su último acto electoral, el PP hizo venir al presidente del Gobierno nacional, José María Aznar, a Vitoria, la capital del País Vasco, para respaldar al candidato popular a la presidencia vasca, su ex ministro de Interior, Jaime Mayor Oreja, que durante cinco años encarnó la lucha contra ETA.

Los socialistas eligieron para cerrar su campaña la ciudad de Lasarte, cerca de San Sebastián, donde murió la última víctima socialista de ETA, el concejal Froilán Elespe, abatido de dos balas en la nuca.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores