EE.UU.: 14 inmigrantes ilegales muertos en desierto de Arizona

Vocero de la policía señaló que los traficantes de inmigrantes los abandonaron allí y les prometieron que regresarían con agua y les dijeron que caminaran "un par de horas" hasta llegar a una autopista. Pero nunca regresaron, y la carretera estaba a más de 80 kilómetros de distancia del punto de partida.

24 de Mayo de 2001 | 09:59 | AP
WELLTON, Arizona.- Catorce inmigrantes ilegales murieron y al menos tres permanecían desaparecidos el jueves después de que fueran abandonados cinco días antes por traficantes de indocumentados pese al intenso calor del desierto de Arizona, dijo la Patrulla Fronteriza.

Funcionarios a bordo de helicópteros y vehículos todo terreno continuaban buscando la mañana del jueves a los inmigrantes mexicanos desparecidos, después de que hallaran 11 sobrevivientes que fueron hospitalizados por deshidratación severa y agotamiento por el calor.

Los patrulleros habían localizado 11 cadáveres el miércoles, y otro había fallecido camino al hospital. Cerca de la medianoche, los rescatistas hallaron un cadáver, y luego encontraron otro cuerpo unas cinco horas más tarde, dijo el portavoz de la Patrulla Fronteriza en Yuma, Maurice Moore.

El vocero policial indicó que las huellas de pisadas sugieren que otras tres personas continúan desaparecidas. Originalmente, las autoridades estimaban el número de desaparecidos en cuatro, no en cinco.

"Continuaremos la búsqueda hasta asegurarnos de que no queda nadie por ahí", dijo Moore.

Los sobrevivientes dijeron haber sido transportados a territorio estadounidense el sábado al este de Yuma, Arizona, por el Refugio Silvestre Cabeza Prieta.

Los traficantes de inmigrantes los abandonaron allí, les prometieron que regresarían con agua y les dijeron que caminaran "un par de horas" hasta llegar a una autopista.

Pero nunca regresaron, y la carretera estaba a más de 80 kilómetros de distancia del punto de partida.

La Patrulla Fronteriza inició las labores de búsqueda y salvamento el miércoles, al conseguir a cinco inmigrantes insolados que les pidieron ayuda.

Mientras las temperaturas ascendían a 46 grados centígrados, los patrulleros hallaron otros seis sobrevivientes y 11 cadáveres. Otra persona murió antes de llegar al hospital.

Los equipos de búsqueda basados en Wellton, a unos 210 kilómetros al suroeste de Phoenix, buscaban a otros cuatro inmigrantes considerados desaparecidos, dijo Noriega. Los cadáveres fueron hallados a unos 40 kilómetros de la frontera con México.

Estos 12 fallecidos conforman el grupo más grande de inmigrantes ilegales que mueren en su intento de atravesar la frontera desde que 13 salvadoreños perecieran en julio de 1980.

"Esto prueba la crueldad de estos traficantes de inmigrantes que manejan las vidas humanas como una mercancía", dijo el portavoz de la Patrulla Fronteriza en Tucson, René Noriega.

El mortal cruce fronterizo

El sur de Arizona se ha convertido en un punto popular de cruce fronterizo por grupos de inmigrantes ilegales a raíz de la intensificación de la vigilancia en California y Texas durante la década de 1990.

La Patrulla Fronteriza informó que 106 personas murieron en los cruces fronterizos del sur de Arizona durante el 2000, muchos de ellos de deshidratación.

"Esto es consecuencia de la estrategia mortífera de la Patrulla Fronteriza de obligar a los inmigrantes a cruzar los puntos más difíciles del desierto", dijo el reverendo John Fife, un pastor de Tucson que apoya un plan de construir estaciones de agua para los inmigrantes en Arizona.

En agosto de 1997, ocho inmigrantes ilegales mexicanos se ahogaron en una corriente de Arizona y en junio de 1996, cinco inmigrantes ilegales mexicanos murieron en el desierto, a unos 48 kilómetros al sur de Casa Grande.

"Las personas no están preparadas en lo absoluto para entender las distancias y los riegos a sus vidas. Muchos de los que cruzan no tienen idea de lo que se conseguirán en el camino", dijo el reverendo Robin Hoover, un pastor de Tucson que también instala estaciones de agua para los inmigrantes que cruzan el desierto.

Después de la muerte de los salvadoreños, Fife ayudó a fundar el Movimiento Santuario, que trajo a unos 20.000 centroamericanos ilegalmente a Estados Unidos, por lo que fue sentenciado a mediados de la década de 1980 a cinco años de libertad vigilada.

En la Internet:

inmigrantes
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores