McVeigh arrepentido por muertes, dicen cartas enviadas a diario

McVeigh, quien no manifestó arrepentimiento alguno por el atentado durante su juicio, sus apelaciones, o la cuenta final de días para su ejecución, mantuvo todo ese tiempo que las muertes de 168 personas en el ataque con bomba contra un edificio federal en la ciudad Oklahoma "fueron resultado de una táctica legítima" de su guerra contra el gobierno estadounidense.

10 de Junio de 2001 | 08:23 | AP
BUFFALO.- Timothy McVeigh, quien será ejecutado el lunes por la muerte de 168 personas en el atentado de Oklahoma de 1995, dijo que está arrepentido en cartas que envió al diario Buffalo News y que serán publicadas el domingo.

McVeigh, quien no manifestó arrepentimiento alguno por el atentado durante su juicio, sus apelaciones, o la cuenta final de días para su ejecución, mantuvo todo ese tiempo que las muertes de 168 personas en el ataque con bomba contra un edificio federal en la ciudad Oklahoma "fueron resultado de una táctica legítima" de su guerra contra el gobierno estadounidense.

"Siento mucho que estas personas hayan tenido que morir", escribió McVeigh en cartas recientes que envió al diario desde la prisión y que serán publicadas el domingo.

"Pero es la naturaleza de la bestia. Se entiende que ése será el tributo en vidas humanas", dijo McVeigh.

McVeigh, de 33 años y veterano de la Guerra del Golfo, será ejecutado por medio de una inyección letal a las 07.00 hora local (1200 GMT) del lunes.

Esta será la primera vez desde 1963 que el gobierno de Estados Unidos lleva a cabo una ejecución federal.

McVeigh fue convicto por dejar un camión cargado con explosivos frente a un edificio federal y hacerlo estallar en venganza, según dijo el propio acusado, del comportamiento de fuerzas de seguridad en 1992 en Ruby Ridge, Idaho, y en el sitio de 1993 de la secta davidiana, en Waco, Texas.

Originalmente, la ejecución del condecorado veterano de la Guerra del Golfo había sido prevista para el 16 de mayo, pero el fiscal general, John Ashcroft, la pospuso tras conocerse que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), no le había entregado a la defensa más de 4.000 páginas de documentos alusivas al caso, antes de que éste se ventilara en 1997.

Un juez federal y una corte de apelaciones decretaron la semana pasada que los documentos que la FBI no entregó a los abogados de McVeigh no contenían evidencias que pudieran arrojar nueva luz al caso y que por lo tanto la sentencia de muerte no sería revisada.

Al conocerse el fallo, McVeigh pidió a sus abogados no buscar una apelación ante la Suprema Corte de Justicia.

El diario Buffalo News citó a McVeigh diciendo que no le temía a la muerte.

"Si voy a ir al infierno, allá tendré mucha compañía y veré a mucha gente muy conocida", dijo McVeigh, citado por el diario.

Las cartas fueron enviadas a dos reporteros del Buffalo News, Dan Herbeck y Lou Michel, autores de un libro sobre McVeigh, a quien entrevistaron decenas de veces en prisión.

En ese libro, en el que McVeigh reclamó para él solo la autoría del atentado, dijo también que las muertes de 19 niños "eran daños colaterales".

"Para aquellos que siguen manejando la teoría de un complot, yo les pregunto: ¿en qué momento necesité de cómplices?", dijo McVeigh en las cartas que verán la luz el domingo.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores