Encuentran tres cuerpos sin cabezas en Filipinas

Según fuentes militares, ninguna de las tres cabezas halladas corresponde a la del californiano Guillermo Sobero, uno de los 20 rehenes que fueron secuestrados por el grupo rebelde Abu Sayyaf.

21 de Junio de 2001 | 09:43 | REUTERS
ZAMBOANGA.- Tres cabezas sin cuerpos fueron encontradas el jueves en una zona del sudoriente de Filipinas, donde las guerrillas musulmanas dijeron que habían decapitado a un rehén estadounidense, pero ninguna pertenecía al cautivo norteamericano, dijeron fuentes militares.

"El informe que he recibido es que las cabezas son de filipinos y ya estaban en estado de descomposición", dijo a la prensa el portavoz del Ejército, teniente coronel José Mabanta.

"Pueden ser de cualquier" otro rehén secuestrado por los guerrilleros en los últimos meses, agregó.

Afirmó que las cabezas fueron halladas en el municipio de Tuburán, en la isla Basilan, donde un portavoz del grupo rebelde Abu Sayyaf dijo que habían dejado el cuerpo de Guillermo Sobero, un turista de California, luego de decapitarlo el 12 de junio.

Las autoridades filipinas han dicho que creen que Sobero fue asesinado pese a que su cuerpo no ha sido encontrado. La embajada de Estados Unidos en Manila dijo que había mucha preocupación por la suerte del turista californiano, pero aclaró que no había confirmación de que hubiera muerto.

Además de declarar que habían decapitado a Sobero, los guerrilleros también dijeron que habían cortado las cabezas de tres soldados capturados a principios de este mes durante una batalla con la tropa que los busca. Los militares han negado la atribución de los rebeldes.

El 2 de junio, el Ejército dijo que había recuperado el cuerpo sin cabeza de un rehén filipino.

Una hermana de Sobero imploró el jueves por una radio local a los rebeldes de Abu Sayyaf para que ayudaran a la familia a encontrar su cuerpo, para ser trasladado a Estados Unidos.

"Necesitamos saber si todavía está vivo o está muerto", dijo la hermana del rehén, identificada como Anna por la radio RMN de Zamboanga.

"No le hagan daño"

"Si está vivo, no le hagan daño (...). Tiene cuatro hijos que lloran por su retorno. Tiene también hermanos y hermanas que lo extrañan, y un padre y una madre que rezan todas las noches por su regreso", dijo Anna.

"Si está muerto, dénnos alguna información o avisen a alguien sobre dónde están sus restos porque mi familia quisiera darle una cristiana sepultura en el lugar a donde pertenece", agregó.

Sobero, de 40 años, del estado de California, es uno de los 20 rehenes, entre ellos otros dos estadounidenses y 17 filipinos, que fueron secuestrados durante un asalto a un centro turístico cerca de la isla Palawan el 27 de mayo y llevados a la isla Basilan, a unos 900 kilómetros al sur de manila.

Los otros dos estadounidenses secuestrados son la pareja de misioneros, Martin y Gracia Burnham, de Kansas.

El movimiento rebelde Abu Sayyaf dijo que Sobero fue decapitado el 12 de junio porque las fuerzas filipinas no habían suspendido el ataque a sus bastiones.

Un comandante del Frente Islámico Moro de Liberación (FIML), el principal grupo rebelde que lucha por una patria musulmana en el sur de un país mayoritariamente católico, dijo a la prensa que sus hombres en las montañas indicaron que Abu Sayyaf había matado a Sobero.

"Lo mataron en la mañana del 12 de junio entre las cuatro y las cinco de la mañana. Se le permitió orar y después de eso fue decapitado", dijo telefónicamente a Reuters el comandante del FIML, Shariff Julabbi.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores