Comunidad internacional agota sus esfuerzos para alcanzar paz en Macedonia

Los enviados especiales de Occidente continúan con las negociaciones en Macedonia para poner fin a la ola de insurgencia albanesa, situación que -si no se detiene a tiempo- podría desencadenar un nuevo problema étnico en la explosiva zona de los Balcanes.

10 de Julio de 2001 | 10:36 | AP
SKOPJE, Macedonia.- Las negociaciones sobre un plan de paz para desactivar la insurgencia albanesa en Macedonia fueron reanudadas este martes, con la probable participación de dos enviados de Occidente, quienes podrían presionar a las partes en conflicto para que alcancen acuerdos.

El experto francés en derecho constitucional Robert Badinter tenía previsto llegar a Skopje, la capital, junto con Max van der Stoel, de Holanda, quien representa a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

Badinter ha tenido un papel relevante en el esbozo del plan, particularmente en las secciones dirigidas a atender las quejas de las etnias albanesas. Una tregua que entró en efecto la semana pasada parecía mantenerse este martes, pese a reportes sobre tiroteos esporádicos durante la noche cerca de Tetovo, la segunda mayor ciudad de Macedonia.

El Ministerio de la Defensa informó que los rebeldes dispararon contra un helicóptero del ejército que llevaba comida y otros víveres a los aislados guardias macedonios en la frontera con Kosovo. El helicóptero no fue alcanzado y no fueron registradas bajas.

La dependencia agregó que los insurgentes en la región de Tetovo trataban de aprovechar la tregua para reagruparse, reorganizarse y tomar el control de al menos dos carreteras regionales. La primera ronda de negociaciones el lunes fue mediada por el enviado especial de la Unión Europea, Francois Leotard, y por su contraparte estadounidense, James Pardew, quienes trataban de convertir el frágil cese el fuego en una paz permanente para evitar una guerra civil de gran escala.

En un comunicado conjunto, Pardew y Leotard dijeron: "Las partes expresaron su compromiso para involucrarse en ese proceso". Sin embargo, tanto la mayoría eslava macedonia, como los políticos de la minoría albanesa, insistieron en que se avanzó poco.

"Ha habido muy poco progreso", dijo el político de etnia albanesa Abdylhadi Veiseli. Los habitantes de etnia albanesa, que representan entre una cuarta y una tercera parte de la población de Macedonia de dos millones de habitantes, buscan un estado de igualdad con los eslavos. El gobierno argumenta que ello llevaría a una división étnica del país.

Los albaneses buscan también reconocimiento oficial a su idioma, una mayor participación en el gobierno y el derecho a vetar decisiones del parlamento.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores