Decenas de miles de personas claman contra ETA en Tolosa y Pamplona

Unas 45.000 personas, según la policía local, recorrieron las calles de Pamplona encabezadas por una pancarta con el lema, en vasco y castellano, "Paz y libertad. Bakea eta askatasuna. ETA No".

16 de Julio de 2001 | 16:00 | AFP
MADRID.- Decenas de miles de personas se lanzaron a la calle este lunes en la localidad vasca de Tolosa (norte) y en Pamplona (norte) para protestar contra los dos últimos asesinatos perpetrados el sábado por la organización separatista vasca ETA contra el concejal José Javier Múgica y el policía Mikel Uribe.

Unas 45.000 personas, según la policía local, recorrieron las calles de Pamplona encabezadas por una pancarta con el lema, en vasco y castellano, "Paz y libertad. Bakea eta askatasuna. ETA No", que portaban la viuda del edil asesinado, Reyes Zubeldía, y sus tres hijos.

Junto a ellos caminaron el vicepresidente segundo y ministro de Economía español, Rodrigo Rato, y el presidente regional navarro, Miguel Sanz.

A las 18 horas GMT, coincidiendo con la manifestación de Pamplona, otra multitudinaria protesta tenía lugar en la localidad de Tolosa para condenar los dos últimos asesinatos de ETA.

Al igual que en Pamplona, una pancarta escrita en vasco y castellano con el lema "Paz y libertad. ETA no", abrió la concentración que encabezaban el lehendakari (presidente regional vasco) Juan José Ibarretxe, y el ministro de Administraciones Públicas español, Jesús Posada.

Los miles de manifestantes que participaron en la protesta recorrieron las calles de Tolosa en un silencio que sólo rompió una salva de aplausos al pasar ante la comisaría de la Ertzaintza (policía autonóma vasca), donde estuvo instalada hasta este lunes la capilla ardiente del subcomisario Uribe, asesinado a tiros por ETA el sábado pasado.

Estas dos concentraciones se suman a las cientos que han tenido lugar en toda España a lo largo de este lunes para repudiar la violencia de ETA que el sábado ensangrentó la toma de posesión del presidente vasco con dos asesinatos.

Múgica murió en la mañana del sábado en Leiza (norte) al hacer explosión una bomba-lapa adosada a los bajos de su furgoneta y, diez horas más tarde, el subcomisario Uribe era acribillado a balazos en su coche en Leaburu, en sendas acciones atribuidas a ETA.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores