Fujimori intentó recuperar documentos en poder de Montesinos

El ex asesor de inteligencia ofrece actualmente registros de cuentas bancarias y declaraciones juradas del ex Mandatario como pruebas incriminatorias que permitirían su extradición desde Japón.

25 de Julio de 2001 | 11:45 | DPA
LIMA.- El ex Presidente peruano Alberto Fujimori intentó por todos los medios que su ex asesor Vladimiro Montesinos le devolviera sus documentos personales, registros de cuentas bancarias y declaraciones juradas, antes de que éste fugara del país en octubre pasado, reveló hoy el diario "El Comercio".

Aparentemente, Montesinos se habría quedado en poder de los documentos personales de Fujimori para evitar su detención, pero al regresar a Perú, tras su frustrado intento de asilo en Panamá, el ex Mandatario presionó a su ex consejero para que le devolviera los papeles.

Según testimonio de la amiga y presunta testaferro de Montesinos, Matilde Pinchi, Fujimori no dejó que su ex asesor aterrizara en Lima y lo persiguió durante la semana que permaneció en Perú antes de que fugara nuevamente a las islas Galápagos, Aruba y Venezuela.

El ex jefe del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) ofreció a Fujimori devolverle los documentos y estados de cuentas bancarias, pero lo evadió durante los siete días que estuvo en Lima.

Fujimori montó una aparente búsqueda de Montesinos por diversos puntos de la capital, acompañado por periodistas y un gran contingente policial, pero lo cierto era que se comunicaba constantemente con él para que le dijera dónde le entregaría los documentos.

Una vez que Montesinos aterrizó en el aeropuerto militar de Pisco, al sur de la capital, el pasado 23 de octubre se comunicó con su amiga para que le dejara esconderse en su casa, ubicada en el distrito capitalino de San Borja.

Allí llegó acompañado por su mano derecha el coronel del Ejército Roberto Huamán y horas más tarde se sumaron tres agentes de seguridad, el mayor Alejandro Montes, el capitán Javier Pérez y el técnico Manuel Túllume.

Sin embargo, Montesinos no pudo pasar la noche en esa casa, debido a la incansable búsqueda de Fujimori que ya lo había ubicado en ese domicilio después de detener a Huamán, cuando éste salió de la casa.

El ex asesor se escondió, entonces, en otra residencia de Pinchi, ubicada en la misma calle, antes de que se trasladara, dos días después, a la de otro testaferro Juan Valencia.

El ex Mandatario ordenó el allanamiento de la casa de Pinchi cuando Montesinos ya había partido hacia Galápagos en un velero que le consiguió su estrecho colaborador, el coronel de la policía Manuel Aivar Marca, detenido actualmente en Miami.

Según la amiga del ex asesor presidencial, Fujimori sobrevolaba en un helicóptero de la policía mientras el jefe de esa institución, general Fernando Dianderas, dirigía el allanamiento en su casa.

Antes de abandonar el país, Montesinos se comunicó con una emisora para lanzar acusaciones contra Fujimori, pero también había citado al ex Mandatario en la Escuela de Supervivencia en Montaña de la Fuerza Aérea ubicada en el campestre distrito de Chaclacayo, fuera de Lima Metropolitana, para entregarle los papeles.

Fujimori esperó casi dos días en ese lugar y al verse nuevamente burlado por Montesinos regresó a Lima y exigió la renuncia a los jefes de la policía, el Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina.

Al día siguiente, y después de haber ganado tiempo sacando de la ciudad al entonces presidente, Montesinos se fugó en velero a las islas Galápagos con los documentos que hoy ofrece a la justicia para extraditar a Fujimori del Japón.

Dos semanas después, Fujimori emprendió un viaje a Brunei para asistir a una cumbre, en medio de la grave crisis política en el país, y al término de esta viajó a Japón para refugiarse ahí hasta el día de hoy.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores