Bush instó a palestinos e israelíes a frenar escalada de violencia

En tanto, el Departamento de Estado norteamericano se pronunció en contra de la intervención del Consejo de Seguridad de la ONU en el conflicto del Medio Oriente.

15 de Agosto de 2001 | 16:19 | EFE
ALBURQUERQUE.- El Presidente de EE.UU., George W. Bush, pidió hoy a palestinos e israelíes que frenen la creciente oleada de violencia que ha causado la muerte a más de 650 personas, en su mayoría palestinos, desde el comienzo de la "intifada", en septiembre de 2000.

Mientras tanto, el Departamento de Estado norteamericano se pronunció en contra de la intervención del Consejo de Seguridad de la ONU en el conflicto del Medio Oriente, como han pedido diplomáticos palestinos.

Bush, que hoy realiza una gira por Nuevo México para promover su plan de educación, lamentó la "excesiva violencia" en el Medio Oriente, al tiempo que expresó confianza en que los líderes de ambos bandos unirán sus esfuerzos para lograr la paz.

El Presidente norteamericano, que en las últimas semanas ha mantenido contactos telefónicos con los dirigentes de países de aquella conflictiva región para que ayuden a parar la violencia, pidió hoy una vez más al presidente de la Autoridad Nacional palestina (ANP), Yasser Arafat, que haga todo lo posible por impedir las acciones de terroristas suicidas contra Israel.

También instó a las autoridades israelíes a abstenerse de tomar represalias contra los actos de violencia palestinos, como un aporte a los esfuerzos de pacificación.

El Presidente de EE.UU. informó que se mantiene en comunicación con los líderes palestinos e israelíes sobre la delicada situación en la zona, y que hoy, miércoles, conversó con su secretario de Estado, Colin Powell, sobre el incremento de la violencia.

Mientras tanto, el portavoz del Departamento de Estado, Philip Reeker, manifestó que el objetivo de Estados Unidos es poner fin a la crisis y restablecer la confianza, y que en ese sentido, considera que una intervención del Consejo de Seguridad de la ONU no contribuiría a esa meta.

Reeker insistió de que intentar forzar una solución a través de terceros sólo frustrará los esfuerzos destinados al diálogo y la negociación.

Asimismo, dijo que no tenía conocimiento de planes estadounidenses para coordinar acciones en el Medio Oriente con Rusia, como había insinuado el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores