Bush pide al Congreso que apruebe la ley sobre seguridad aérea

En su tradicional mensaje radiofónico de los sábados, el Presidente Bush destacó que esta ley permitirá también poner en marcha el programa de vigilantes aéreos y proporcionará financiación para el establecimiento de cabinas más seguras y otras modificaciones en la seguridad a bordo de los aparatos.

27 de Octubre de 2001 | 14:12 | EFE
WASHINGTON.- El Presidente George W. Bush pidió este sábado al Congreso que apruebe la Ley de Seguridad Aérea, mediante la cual el Gobierno Federal asumirá la completa responsabilidad en la seguridad y el control de los aeropuertos.

En su tradicional mensaje radiofónico de los sábados, el Presidente Bush destacó que esta ley permitirá también poner en marcha el programa de vigilantes aéreos y proporcionará financiación para el establecimiento de cabinas más seguras y otras modificaciones en la seguridad a bordo de los aparatos.

El Mandatario explicó que prefiere que se apruebe la ley en los términos presentados ante la Cámara de Representantes que en los que ya ha aprobado el Senado, porque el primer proyecto "da mayor flexibilidad".

El proyecto del Senado pretende que todos los empleados de seguridad que revisen a los pasajeros o los equipajes en un aeropuerto sea "empleado federal", sin excepciones, mientras que la ley de la Cámara de Representantes, permite el uso de contratistas privados que actuarán bajo normas federales muy rigurosas.

En este supuesto, las autoridades prevén que en cada puerta de embarque haya agentes federales de orden público que aseguren que los agentes de seguridad puedan realizar su trabajo como deben.

Bush subrayó que en la aprobación de esta ley de seguridad aérea "el tiempo es esencial" y pidió al Congreso que actúe con la misma rapidez que en la aprobación de la ley antiterrorista "que otorga a los funcionarios de inteligencia y de orden público las herramientas adicionales que necesitan para perseguir, capturar y castigar a los terroristas".

El Presidente subrayó que "la nueva ley reconoce las realidades y los peligros que acarrea el terrorismo moderno" y ayudará "a enjuiciar a las organizaciones terroristas y a detectarlas antes de que ataquen".

Subrayó que "las operaciones de inteligencia y las investigaciones criminales muchas veces han tenido que operar por caminos distintos" y aseguro que la nueva ley "hará más fácil para las agencias compartir información esencial sobre la actividad terrorista".

Se refirió a la importancia de vigilar las comunicaciones "en el cumplimiento del orden público y destacó que esta ley, que hoy se estrena permitirá a los funcionarios llevar a cabo vigilancias ordenadas por los tribunales de todas las formas modernas de comunicación empleadas por los terroristas".

El Presidente hizo referencia a la diferencia que hace esta nueva ley en lo que a las órdenes de registro se refiere y dijo que, hasta ahora, "los oficiales tenían que obtener una nueva orden para cada distrito nuevo cubierto en una investigación, aún cuando se trataba de la misma persona sospechosa".

"A partir de ahora, las órdenes son válidas en todos los distritos y en todos los estados", dijo Bush. Igualmente subrayó que la ley refuerza las penas para los terroristas y quienes los apoyan, penaliza a quienes tengan armas biológicas y permite embargar más fácilmente los bienes de grupos o personas involucradas en el terrorismo.

Bush se refirió por último a la gran preocupación que esta ley ha suscitado entre los defensores de los derechos civiles e indicó que todas estas medidas "reflejan la determinación firme de mantener y respetar las libertades garantizadas por la Constitución, al tiempo que nos ocupamos de los terroristas de forma rápida y severa".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores