Alianza del norte controla antesala de Mazar i Sharif y prepara asalto

La guerra de posiciones de hace una semana en el norte de Afganistán ha dejado paso a una espiral de rápidas batallas en las que caben actos heroicos, como las cargas de caballería de los combatientes de la oposición contra los carros de combate y cañones talibán.

08 de Noviembre de 2001 | 08:16 | EFE
JOYA BAHAUDDIN, Afganistán.- La Alianza del Norte apuntaló hoy su ofensiva y dejó en un embudo a la ciudad estratégica de Mazar i Sharif, aún en manos de los talibanes, que amenazaron con lanzar "escuadrones suicidas" contra la coalición antiterrorista.

La guerra de posiciones de hace una semana en el norte de Afganistán ha dejado paso a una espiral de rápidas batallas en las que caben actos heroicos, como las cargas de caballería de los combatientes de la oposición contra los carros de combate y cañones talibanes.

Estas acciones permitieron hoy a la Alianza asegurarse Shulgareh, la última localidad antes de Mazar i Sharif, que ha quedado sin salidas ni accesos desde el sur, la principal vía de su aprovisionamiento desde otros territorios en manos talibán.

En esa leyenda épica de la guerra afgana pretenden entrar también los integristas, quienes anunciaron la creación de "escuadrones suicidas" para causar el mayor número de víctimas entre las tropas de la oposición y los soldados estadounidenses que toquen su país.

Con tácticas empleadas por fanáticos paquistaníes en Cachemira en su lucha contra tropas de la India, los "kamikazes" pretenden atacar las posiciones enemigas con "hombres-bomba", vehículos cargados de explosivos y avionetas ligeras repletas de granadas.

Para nutrir las filas de estos "fedayin" suicidas bendecidos por los mulás talibanes, los integristas cuentan con la "internacional musulmana" que pelea en Afganistán en nombre de su señor, el saudí Osama Bin Laden, el terrorista más buscado del mundo.

Pero los "escuadrones suicidas" deberán apresurarse porque, a la par que se incrementan los bombardeos estadounidenses, la Alianza sigue comunicando éxitos en el frente noroeste, donde sólo se esperan las órdenes para un asalto final a Mazar i Sharif.

El mando de la oposición anunció una "gran ofensiva general" antes de que termine esta semana, "para tomar la ciudad antes del Ramadán".

En este mes sagrado de los musulmanes se espera la ralentización de los combates, circunstancia que, unida a la llegada del invierno en el norte de Afganistán, podría dejar a la Alianza en una situación comprometida hasta el año que viene.

Grupos de guerrilleros de la Alianza dominan los suburbios de Mazar, a entre cinco y siete kilómetros del centro urbano, mientras el grueso de las tropas se prepara a medio centenar de kilómetros.

La Alianza informó hoy de que las fuerzas tadjiko-afganas de Ato Mohamed y las uzbekas de Rashid Dostum se han hecho con el control de Shulgareh, a unos 50 kilómetros al sur de Mazar i Sharif.

El control de Shulgareh "ha cortado el enlace de la guarnición talibán con el centro de Afganistán", y por lo tanto puede impedir la llegada de suministros a esta ciudad asediada, indicaron representantes de la Alianza en Joyá Bahauddín.

A este cuartel del norte de la provincia de Tajar también llegaron noticias de que los talibán han enviado medio millar de refuerzos a Mazar, que tendrán muy difícil alcanzar la ciudad con la consolidación de la ofensiva de la oposición.

Estados Unidos está incrementando sus ataques contra las defensas de Mazar i Sharif y ayer utilizó bombardeos masivos con bombas BLU-82, las llamadas "corta margaritas" por los efectos devastadores que tienen.

La Alianza afirma que ya tiene bajo su control la localidad de Kesendeh, anterior a Shulgareh por el valle del río Balj, que da nombre a la provincia de la que es capital administrativa Mazar i Sharif.

Tras la toma de Shulgareh, la Alianza debe romper la resistencia de las baterías talibán situadas en las colinas de Alborz, al sur de Mazar i Sharif, y asegurarse las rutas que llevan a Jolm y Kunduz, en el este, desde donde los integristas podrían recibir algunos refuerzos.

Sin embargo, en estas localidades las tropas de la Alianza desplegadas en Tajar acosan a los talibán que, si envían tropas, podrían dejar desprotegida la capital de esta provincia, Talukán, otra plaza estratégica ansiada por la oposición.

La captura de Talukán y Mazar i Sharif daría a la Alianza el control de todo el norte afgano.

Por ello, los aviones norteamericanos machacaron hoy de nuevo las posiciones talibán en Tajar y Kunduz, cerca de la frontera con Tayikistán, donde el frente sostenido por los integristas desde hace un año se tambalea ahora y da un respiro a los combatientes de la Alianza.

Los objetivos son las baterías talibanes en Imam Sahib, junto al río Piandzh que separa Afganistán de Tadjikistán, y la localidad de Kazak Kishlak, desde donde los integristas pueden dar todavía algún que otro susto a las fuerzas de la oposición que pongan rumbo al oeste para tomar parte en la conquista de Mazar i Sharif.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas